Miércoles 22 de Enero de 2020 | 0:16 |

New Green Hills, English Center



En el nombre del alcohol, y algo más

El vecino Ángel Orbea, nos mandó una nota con su firma en la que hace referencia a lo ocurrido en los últimos días a partir de la decisión de Claudio Crespi de no realizar fiestas de menores en las que se consuma alcohol.

Por Angel Orbea

1-LO QUE LA NOCHE ENSEÑA: 
La noche es también una familia que busca; busca entretenimiento, busca semblantes, se busca a sí misma, y también suele ir por lo más complicado, el encuentro sexual. Entiendo que todo esto fue visto por el Dis jokey mas acreditado de la zona, Claudio Crespi, y por eso sin aburrirse, ni irse del negocio, se hartó, y sale del negocio.

2-UN GESTO DE RESPONSABILIDAD EMPRESARIA: 
Con más de 40 años en el rubro, Crespi se asqueo de las mesas donde los grandes permiten que los pibes se alcoholicen, se hartó de las presiones de los padres que pagan para que se derrame alcohol en las barras desde muy temprano, se frustro cuando los pibes frente a la tecnología de la fiesta son indiferentes pero se abrazan al consumo fatal ante la indiferencia también de los mayores, se hartó de ver pibes re contrapuestos vomitando y en riesgo. Todo por una tarjeta de egreso que asegura el pasaje a la nada misma, pero que antes de cualquier contemplación de lo obtenido con el egreso, da derecho a la máxima embriaguez, del que solamente se retorna muy pasadas las 24 horas, con violencia y desastre de por medio, y en muchos casos deja marca de por vida.


3-CONFUSIÓN, Y OPORTUNISMO:
Pero mientras Claudio Crespi, en un gesto que lo dignifica hace publica su renuncia al manejo de fiestas de egresados con alcohol, como si nada en otro sector de la ciudad se presenta una asociación que a viva voz , sin ninguna incumbencia seria, de manera totalmente capciosa y oportunista, escudándose en la desesperación que genera del dolor físico, promueve el consumo de canabis "terapéutico o recreativo", lo que en los hechos se traduce en una verdadera presión para despenalizar el consumo de marihuana.

4-"LO QUE NO ES PROHIBIDO SE VUELVE OBLIGATORIO":
La célebre frase es del filósofo Baruch Spinosa ha sido verificada en miles de ocasiones. Y si se trata de una sustancia psicoactiva, se sabe comenzó como ritual en otras épocas, y que puede haber un consumo medicinal, y eso está muy bien, pero de ninguna manera hay consumo terapéutico o recreativo, ya que las sustancias psicoactivas en la época de la toxicomanía de masas son sustancias de goce. Un goce que lleva a la fijación y a la impulsión y que en muchos casos, tratándose de adolescentes, lleva a lo peor. Lo he visto cientos de veces aquí en mi ciudad y en otras tantas también.

5-SE COMIENZA POR LAS COSQUILLAS, SE TERMINA EN LA PARRILLA:
En una época donde ya el nombre del padre ha declinado totalmente, y la autoridad está casi en un punto 0, en un lapso limitado de tiempo el consumo sustancias psicoactivas ofrece una salida fácil a través del goce del consumo, que es algo que se introduce en el organismo y luego no se sabe que pasa, pero puede sumar, configurando una serie letal para la persona, que aun en lo peor insiste en seguir consumiendo. Entonces es simple, si en torno al alcohol que es la sustancia que más a disponibilidad tiene se producen descontroles entre los jóvenes, es de imaginar que pasaría con la marihuana. En este tema convine comenzar sabiendo que lo que más se consume consumiendo es la vida, que es una y no es eterna

Ángel Orbea

Tags

New Green Hills, English Center

Comentarios

Notas relacionadas