Centro Médico Veterinario Villa Italia



“Si reclamé contra la perpetuación de los barones del conurbano, obvio que tengo que pedir lo mismo para adentro de la UCR”

$datos[

La concejal oficialista Nora Polich, que está próxima a cumplir mandato el próximo 10 de diciembre, hizo un balance de su paso por el Concejo Deliberante y se refirió a la reciente interna partidaria, en la que acompañó la precandidatura de Marcos Nicolini.

Polich expresó en ABCHoy Radio (89.1 FM) que la interna “tuvo una relevancia distinta por los años de una gestión exitosa, como la de Lunghi, y lo seguimos diciendo, pero con otros matices, nunca lo planteamos en términos personales. 
 

El escenario de darle la posibilidad del mismo espacio a una opción. Era difícil porque era un espacio nuevo, algunos venían de la política, otros que se incorporaron en ese momento. Y tuvimos que pelear ante una estructura totalmente armada, con dirigentes históricos de la UCR y algunos del PRO. Fue un desafío. Cuando uno tiene convicción, creemos que teníamos que afrontarlo, y a la gente, darle una opción”.

 


“El último tiempo, se conformó el Ateneo (del Tercer Siglo), y notábamos mucha gente que nos decía ‘creemos que ya está’. Vimos la opción, sobretodo con propuestas, nunca con alusiones personales ni agravios. Fuimos con propuestas, y una diferenciación de matices”, destacó.

La edil remarcó que “nosotros veíamos obvio el tema de la alternancia, propugnábamos por ese tema. Con actores distintos. No era personal en contra de Miguel (Lunghi), le tengo un profundo respeto, lo conozco desde que entré a la planta del municipio hace más de 30 años. Soy coherente con lo que digo y lo que hago. Si he reclamado dentro de la UCR, como militante, en contra de la perpetuación de los barones del conurbano o en el interior del país, obvio tengo que pedir lo mismo para adentro”.


“El poder de la alternancia lo predicamos con el ejemplo. Lo plantearon Andrea (Almenta) y Rogelio (Iparraguirre) también, pero Rogelio viene con un partido de historia que no hizo de la alternancia un valor en sí mismo. Y en lo personal, vengo de un partido donde se exigían a otros, y yo se lo exijo a los propios. Y sigo pensando lo mismo, más allá que le dimos la posibilidad a la gente, y apoyamos esa opción. Pero lo planteamos. Desde mi manera de ver, me voy con la conciencia tranquila, de pedir a los propios lo mismo que pedí para los demás, y quien decidió ese valor en sí mismo fue la gente”.


LA TENSIÓN EN LAS PASO

Una vez consumada la victoria interna del lunghismo sobre la lista que encabezaba Marcos Nicolini, éste y algunos miembros de su equipo se acercaron a saludar al vencedor, pero en la sede del comité hubo agravios, cánticos y hasta algún insulto.


En relación a eso, Polich aclaró que “no estuve, y no fue que no quise ir, estaba asignada con los fiscales. En un momento me di vuelta en el local de campaña y se habían ido, pregunté donde estaban, y hacía 20 minutos que se habían ido al comité. Por algo pasan las cosas, una fuerza superior, no sé. Me conocen como soy, tengo un carácter bastante especial, y no sé qué pudo haber pasado si estaba ahí”.

Indicó que “fue algo que me dolió profundamente. Después de la elección, estuve 20 días sin hablar con los medios para no involucrar mi sentimiento en la campaña del intendente. No creo en las disculpas en privado de actos públicos. Creo que hubo gente maltratada en ese momento. Entiendo el fervor, pero estuve cuando fueron a saludar candidatos de otros partidos políticos y nunca en el partido fueron recibidos de esa manera. Son personas que no se lo merecen. Lo puedo decir, porque lo viví adentro. Cuando muchos no estaban. Y cuando perdíamos, fuimos a saludar a otros candidatos y nunca fuimos recibidos así. Me provocó un profundo dolor personal. Primero y principal porque el que nos conoce, a Marcos (Nicolini), a Carolina (Gutiérrez), Matías (Meli), Adolfo Loreal), somos radicales. No porque los del PRO merecieran un maltrato. Nos conocen de años. Algunos un poco menos por cuestión de edad. Ni Marcos, era merecedor, ni Matías Meli, de recibir un improperio. Volvieron y me lo  comentaron. Dije ‘menos mal que no estaba’. Es un dolor personal muy grande. Hay mucha gente que lo toma personal, es algo de las nuevas camadas, que siempre han ganado y nunca les tocó perder, no saben el valor de la enseñanza que da perder”.


“Esta campaña, que hicimos en la interna. Con 15.700 voluntades, sin estructura, sin más plata que la que poníamos nosotros, o algún local prestado al que le pagábamos los servicios, caminando la calle, como se caminó. A pulmón, no con dinero. En el ciclo de charlas, nunca hubo un agravio. Sigo dolorida, tanto el jefe de campaña como el presidente del partido (y no le pongo nombres propios), deberían haber dado una disculpa pública, no a alguien en particular, sino a los radicales de Tandil que apoyaron la postura de Marcos”, analizó.


Y cuestionó que “no hubo una disculpa pública, no fue que lo hablamos de algo que no pasó o se agrandó. Hubo cámaras de televisión, radios. No pasó en privado. Nunca escuche una disculpa pública, uno esta grande para tener esos dolores. Hice lo mismo que hicieron conmigo, le puse el cuerpo. Estas cosas que son de la política, les pongo el cuerpo, pero que en tu casa recibas maltrato, no lo merecíamos. No es la primera vez que hay internas”.


“No recuerdo, o tengo mala memoria, que en el partido lo hubieran recibido a Miguel después de una interna como la que hizo Lunghi con Grasso en su momento. Uno acumuló mucho taco y noches sin dormir y estas cosas duelen”, insistió.

Recordó que “Entré por tres meses al bloque y estuve 25 años. Aprendiendo al principio y transmitiendo experiencia después. Reconozco a mis maestros. La experiencia como concejal, fue importante, porque la política me apasiona, aunque me quedaron algunas cuestiones por presentar. Como oficialista, tuve que estudiar lo que venía del Ejecutivo”.


“Ahora vendrán nuevos desafíos, al trabajo nunca le saqué el cuerpo. Es un pedazo fuerte de historia, porque dentro de los secretarios del bloque, soy la única con tanta antigüedad. Nunca me preocupé por una cuestión de revista, me gusta trabajar. Y regresaré al lugar que me corresponde. En mis inicios fue en lo que hoy es Desarrollo Social y con nuevos desafíos para adelante, acompañando a Marcos (Nicolini) para la campaña de 2023, porque cuando uno está en un lugar lo hace con convicción, creía en la alternancia y los equipos, aprendí a trabajar con Marcos, sin ser personas muy parecidas. Con Marcos se puede debatir, es abierto, medita, intercambia, da gusto conformar un equipo con él y tiene todo el potencial para ser el próximo intendente de Tandil", cerró.

Foto: Archivo

AUDIO ENTREVISTA

 

Tags

Centro Médico Veterinario Villa Italia

Comentarios

Notas relacionadas