Centro Médico Veterinario Villa Italia



Aimé Vera

EMPRENDEDORAS $datos[

Recorriendo el mundo de la Comunicación Digital, muchas personas nacidas en otras partes del país hacen base en nuestra ciudad para desplegar sus más innovadores trabajos. El caso de Aimé ejemplifica completamente esta búsqueda que –también- tiene que ver con la identidad. ¡Conocela!

Por Florencia Lauga

Su emprendimiento en Comunicación Digital surge como una búsqueda. Hace más de once años que trabaja en digital, en agencias interactivas y en empresas de desarrollo de software. En todos estos años recorrió un camino profesional con el cual se sentía a gusto, fue creciendo y aprendiendo. Sin embargo, llegó un momento en que lo que estaba haciendo ya no la llenaba. “Trabajé en empresas de Bs As, Tandil y también en México. Conocí grupos de personas increíbles y aprendí mucho del mundo digital desde el lado más “duro” -cómo funciona la cosa detrás de lo que vemos en una pantalla- y también de la parte más “blanda” que tiene que ver con el Marketing y Comunicación” cuenta felizmente. También tuvo acercamientos a la coordinación de equipos, procesos y metologías de trabajo ágiles, que son, según su mirada, metodologías para la vida.

Las ganas de ser mamá y empezar a pensar en qué tipo de mamá quería convertirse, activaron una necesidad de emprender su propio camino, del cual surge Aimé Vera Comunicación. ¿En qué consiste? Es un emprendimiento que lleva adelante como produtora digital independiente, nacido desde la búsqueda genuina de hacer convivir la actividad que más le gusta con la maternidad. “No quería ser una mamá frustrada por no haberlo intentado y transmitir eso a mi hija. Por eso, decidí renunciar a mi trabajo en relación de dependencia y comenzar con este proyecto hace un poco más de 2 años. A los pocos días de haber tomado esa decisión en conjunto con mi compañero, me enteré de que estaba embarazada, y a partir de ahí empezó este lindo desafío.”

Estudió ciencias de la comunicación en la UBA. Al poco tiempo de comenzar la facultad empezó a trabajar en un banco: pocas horas y bien pago. Sin embargo no se veía haciendo carrera bancaria, motivo por el que quizás le surge posibilidad de trabajar en una agencia interactiva como “Data Entry”. “Renuncié al trabajo ideal por algo que creía me iba permitir formame en lo que me gustaba. Para mí, la formación académica es fundamental, es lo que me dió las bases, pero también fue importantísimo empezar a trabajar en el mundo digital e ir pasando por diferentes roles laborales. Me gusta decir que soy comunicadora con ascendente en digital y espíritu emprendedor.”

Aimé asegura que si bien le costó darse cuenta de por qué elegió la comunicación como carrera, un día eso decantó. “Cuando terminé el secundario no sabía bien qué estudiar, el “problema” era que me gustaban muchas cosas que no tenían nada que ver. Me atraía matemática o física y era buena en esas materias “duras”, pero también me gustaban las Ciencias Sociales, la Filosofía, el Arte y el Diseño.” A su vez, explica que en el resto de los aspectos de su vida es similar, siempre en sintonía con el cambio, la curiosidad y el aprendizaje. “Me canso de lo que es siempre es igual. Un día voy a un restaurant y pido coca light y al otro día pido agua sin gas y otro día coca regular. A veces tomo mate con azúcar y a veces amargo. Hago origami, me gusta la fotografía y también coser, tejer y cocinar. Fuí artesana, hice radio, coordiné equipos de desarrollo, gestiono redes sociales, cada tanto hago sitios web, tiendas online y también doy talleres y clases de marketing y comunicación”, cuenta con cierto orgullo de saberse capaz de subir y bajar sin problemas por los mundos diversos que, en el fondo, son solo uno.



Convencida de que nada es casual, la versatilidad también es lo que más disfruta del trabajo. Por otro lado, reconoce que en lo familiar también hay amplitud, y lo celebra: “Tengo una mamá bióloga, docente de toda la vida y que hoy es artista plástica. Un papá que estudió ingeniería, ama trabajar la madera y estudia hace años el idioma árabe. ¡Una mezcla tan linda! Crecí en un bosque en Moreno, provincia de Bs. As. y antes de venir a Tandil viví algunos años en Capital Federal. Me gusta viajar y conocer otros lugares y personas, de eso también aprendo muchísimo”.

Sostiene sus premisas con convicción, como la de que para comunicar tenés que saber quién sos, qué mensaje querés dar y quién está del otro lado. Dice que la comunicación le permite conocer el mundo y a las personas, sus emprendimientos, sus proyectos y aprender sobre distintos temas. Por otro lado, considera a lo digital como un universo que, cuanto más conoce, más valor puede aportar a su trabajo, además de que le obliga a estar atenta a “lo nuevo”. Por eso le gusta decir que hace comunicación digital, porque valora el todo y a su vez se puede detener en lo particular: siempre dependiendo de lo que necesite cada cliente y hasta donde quiera y pueda llegar.

“Soy de Bs. As. En estos días casualmente cumplimos 6 años desde que nos mudamos y seguimos eligiendo Tandil para vivir. Si bien teníamos una vida armada en Capital, buenos trabajos, departamento, familia y amigos, ya estábamos cansados. Era un ritmo en el cuál no queríamos vivir más. Mi compañero es de Tandil y siempre veníamos a visitar a la familia. Así que llegó un momento que teníamos que renovar contrato y dijimos ¿Y si nos vamos a Tandil? Y lo hicimos sin darle muchas vueltas (aunque internamente creo que ya lo veníamos procesando). El proyecto de familia estaba latente y ninguno de los dos se imaginaba criando un hijo allá, menos en un departamento. Teníamos un poco de incertidumbre en cuanto a lo laboral pero como en Tandil hay muchas empresas de Software, me terminé convenciendo de que iba a encontrar trabajo rápido. Y así fue.”

Al tiempo de mudarnse empezó a escribir un blog sobre experiencias de Tandil: http://tandileadas.com/ . A raíz de eso, mucha gente que se quiere venir a vivir la contacta y pide consejos. “Estoy orgullosa de haber inspirado a otras personas a venirse a Tandil. Cuando me preguntan por qué elegimos Tandil y si lo sigo eligiendo, respondo siempre que sí. Hay muchas razones pero las principales son que es una ciudad con todas las letras, lejos de esa idea de “pueblo” que pueden tener algunos. Es una ciudad con una excelente calidad de vida y eso se puede atribuir a muchas razones. Las las principales son el contacto con la naturaleza, la activa vida cultural, servicios básicos cubiertos, educación, salud, calidad de su gente, cercanía y distancias cortas para llegar a los distintos lugares y por supuesto lo bien que se come”. Sus palabras, como siempre, llegan como caricias para los locales.

A la hora de comunicar, también considera que no tener un plan puede ser una falencia. No tener un norte, un por qué, para quién, un cómo y un qué. “Siempre que comunicamos lo hacemos para llegar a otro y la relación siempre es de ida y vuelta, la respuesta del otro es transformadora y me transforma, pero tengo que tener una intención al comunicar. Tengo que tener en claro por qué hago lo que hago, para qué lo hago y a quién quiero atraer. Es como cuando me preparo para una cita. Algo, por más mínimo que sea, preparo para atraer al otro, después vemos que pasa. Pero si no hay un plan de comunicación para atraerlo la comunicación no va a ser efectiva.”

Por último, explica cuáles son los servicios que ofrece: “Hago comunicación digital y redes sociales. Trabajo con emprendedores, profesionales o negocios. Mayormente con mujeres y mamás, pero no son mis únicas “clientas”, aunque con ellas la empatía es inevitable. Brindo asesorías personalizadas individuales o grupales para ayudar a potenciar su negocio desde las redes. Y cuando quieren delegar ese trabajo, realizo la administración de las redes sociales. Otros servicios que ofrezco son el diseño de la identidad visual y branding, desarrollo de sitios web y tiendas online, email marketing y gestión de campañas de publicidad digital. Por último, también brindo talleres para emprendedores, me encanta trabajar en equipo.  En esta última parte del año, armamos un ciclo de talleres junto a Mili de Las Miliuna Casa Feria y Agus y Javi de La Casa Azul que denominamos “Punto de Encuentro”, y me gusta un montón.”

ENCUENTROS
El próximo 22 de Noviembre es el último taller por este año de “Punto de Encuentro” y será sobre Fotografía con celular. Para este taller invitaron a Julieta Tejeda, fotógrafa profesional. Muy posiblemente, el año que viene continúen, además de repetir otros que ya se han dado (“Redes ABC” / “Identidad de marca”/ “Estrategia de contenido”). La búsqueda es ampliar la temática.

Info del Próximo Taller:
Vamos a aprender sobre la iluminación (fuentes de luz, dirección, intensidad, sombras), composición de la imagen para hacerla más interesante, uso de los controles de la cámara del celu y tips de post-edición.
El taller tendrá una dinámica teórico-práctica.
Cuándo: 22/11 de 18 a 21 hs.
Donde: La Casa Azul Libros. Pasaje Fournier 19

CONTACTO
@aimeveracomunicacion
aimeveracomunicacion
Mail: hola@aimevera.com
http://aimevera.com/


siemprebeneficios.com.ar - Siempre Beneficios – Puntos con beneficios

Comentarios