New Green Hills, English Center



“Hasta que no reincorporen a los despedidos no se levanta el paro”

Lo expresaron los sindicalistas en la puerta de la Planta de Loimar en el camino de acceso a la Base Aérea. Por ahora, entran los foguistas. Si la empresa no cambia su postura, se puede agravar el conflicto que comenzó hoy sábado.

El miércoles de esta semana, en la última audiencia realizada en la Delegación local del Ministerio de Trabajo Bonaerense, la empresa Loimar ratificó su postura de despedir a diez trabajadores y suspender a otros 31.

Ante esta postura y sin alternativas de diálogo al finalizar la conciliación obligatoria, el Sindicato de Ceramistas resolvió iniciar el sábado a las 5:00 un paro total por tiempo indeterminado.

Al mediodía del sábado, se observaba a los trabajadores en la puerta del acceso a la Planta de Loimar, en el camino que lleva a la VI Brigada Aérea, con cubiertas distribuidas a lo largo del frente, algunas de ellas ya consumidas por el fuego.


Este Portal de Noticias dialogó con José Goñi y Alberto Algañaraz, delegados gremiales, quienes dieron detalles de la situación a hoy sábado y lo que puede pasar si la empresa no cambia su resolución.

José Goñi afirmó que “arrancamos a la 5, viendo que no tuvimos respuesta favorable por parte del empresario, tuvimos que salir a defender los despidos, no hay otra forma. No hubo ningún tipo de acercamiento, no nos quedó otra que empezar el paro hoy”.

Por su parte Alberto Algañaraz resaltó que “Hemos acompañado en esta situación desde hace bastante tiempo, resignando cosas, a la fecha tenemos dos quincenas vencidas, y el medio agüinado impagos, Incluso José ya lo dijo, nos bajamos dos horas, le ponemos el hombro desde hace tiempo a la empresa, el limite son los despidos. Y todo eso lo hicimos para que no hubiera despidos, nos pasaron cosas, estuvimos sin insumos, nuestros compañeros los mecánicos, parecen artesanos, han hecho cosas para que las maquinas sigan funcionando. En la cava de desperdicios viejos de máquinas, van a juntar algunos repuestos para seguir trabajando, se puso y se pone el hombro no consideramos que sea bueno esto de dejar a la gente a pie por eso la medida de fuerza, no tenemos otra alternativa”.

Añadió que “El esfuerzo por la crisis que lo haga la empresa. Tienen redes de hoteles, campos, y hasta una financiera también, no nos vamos a meter en esas cosas, pero la realidad es de la empresa, no se merecen nuestros compañeros que tengamos diez despidos con todo lo que se resignó hasta la fecha. Y no lo vamos a permitir, para eso somos sindicalistas, aunque algunos no lo entiendan. Desde 2008, en el gran conflicto anterior, no nos vieron más en ningún lugar. Todo resuelto hablando en una mesa. Acompañamos siempre. Hasta para la empresa, marcado un montón de errores, ha sido bueno, es lo que tenemos, para tratar de seguir adelante, hoy dejamos que entren los foguistas, porque el horno está en stand by, y no queremos que se pierdan los puestos de trabajo, de acá al jueves, sino ellos decidirán si lo apagan o que hacen. Empezamos el paro pero no incendiamos todo. No es nuestra intención. Solo que no despidan ni a un solo empleado”


“El dueño se olvidó de su familia”

José insistió en que “No hemos tenido ningún tipo de dialogo, ayer estuvo el dueño y no nos buscó para hablar y estábamos acá. Demuestra que su decisión está tomada. El poco compromiso hacia su gente. El siempre promulgo que Loimar era una familia, y que las cuestiones había que charlarlas. Nosotros charlamos, él parece que se olvidó de su familia en los momentos negativos”. 

Y recordó un refrán “Soy capitán de un barco, me sobra lastre, lamentablemente el trabajador es el que se baja. Es la filosofía empresaria, la tenemos muy arraigada este último tiempo, parece muy natural cuando no debería ser así. Estamos cansados de despidos y acá en Tandil fue terrible, y nadie mueve un pelo”.


“Si no se reincorpora a los 10 despedidos no se levanta el paro”

Los dos delegados fueron contundentes “Depende de la empresa, no depende de nosotros, el conflicto empezó, no sabemos cuándo termina, es difícil tomar esta decisión, funcionamos con asamblea, como siempre. Acá nos debemos a los compañeros. El sindicato se debe a la asamblea, estoy orgulloso del gremio, nunca nos han fallado, hasta ahora, hay que recalcar, no era muy amable de los sindicalistas, ahora me saco el sombrero. Vamos a ir al frente sea lo que sea. Somos laburantes igual que ellos, tenemos el cargo, y no lo dejamos por ser delegado.  Hasta que la empresa no dé una respuesta, seguimos acá, las suspensiones se pueden charlar, si no es muy complejo para la gente. Lo que hoy priorizamos es la fuente laboral y no vamos a permitir un solo despido”.

Tags

Centro Médico Veterinario Villa Italia

Comentarios

Notas relacionadas