Miércoles 20 de Nov de 2019 | 6:20 |

Centro Médico Veterinario Villa Italia



Las Liebres

EMPRENDIMIENTO

Salomé Gonzalez Campos tiene veintinueve años y lleva el amor por su apellido tanto como por lo que significa. Emprendedora al frente de Las Liebres, nos presenta su mirada honesta de lo más preciado a sus ojos: La Tierra.

Por Florencia Lauga

Las Liebres es un micro-emprendimiento muy personal y descontracturado donde sin lugar a dudas la ayuda de la familia y amigos nunca falta. Actualmente trata sobre la creación de arreglos florales y composiciones naturales basadas en la recolección manual y tratamiento artesanal de plantas nativas e introducidas que forman parte de la flora autóctona de la ciudad de Tandil. Además, es un trabajo/hobby que Salomé, su creadora, puede realizar en cualquier parte del mundo que posea vegetación.

Jardinera y artesana, nos cuenta que a partir de la flora y fauna que resguarda la madre naturaleza en cada estación del año, se dedica a generar arreglos naturales que acompañan y ambientan eventos o lugares especiales. Las Liebres  nace de la necesidad y diversión de darle identidad a muchas ideas y abrir paso a sus creaciones. El detrás de todo comenzó con el interés gradual por las plantas y su ciclo de vida completo. En simultáneo, una huerta y todo un mundo relacionado con viajes, estudios, familia y amigos fueron ampliando su imaginación hasta formar un espacio que involucra la creatividad y la naturaleza. Progresivamente, a su vez, empezó a observar la variedad infinita de formas, colores y utilidades que habitan en el valle tandilense; lo que quizás antes era un simple paisaje monótono y tradicional. “Las llamadas “malezas” pasaron a ser mis plantas favoritas”, dice alegremente.  Y agrega que todavía la siguen maravillando la belleza y funcionalidad que están al alcance de nuestros ojos, manos y narices por las sierras que nos rodean.



Cuando le preguntamos por los mensajes que más le motiva comunicar, nos cuenta que  una de las cosas que aprendió estudiando paisajismo en Tandil fue la importancia a nivel local y regional de considerar y por ende proteger a las especies vegetales y animales nativas. “Actualmente mi principal mensaje es mostrar, a través de intervenciones naturales, la diversidad de flora autóctona. También, si es posible, generar en las personas pequeños impactos que aporten sensaciones positivas; olores, colores, aparición ante sus ojos de flores o plantas que lleven a la memoria a recordar algo/alguien o simplemente familiarizarse y armonizar con los sentidos.”

Por otro lado, Salomé tiene intención de salirse un poco de las flores clásicas -que  también ama- y culturizarse con aquellas plantas que están en nuestro medio ambiente, que forman parte del sistema de Tandilia u otro ecosistema.

“¿Hacia qué me dirijo? Todavía sigo en la búsqueda de dónde me llevará la próxima experiencia, ya que comencé a crear hace no más de dos años. Sé que el camino me va a ir transformando y en consecuencia también irá cambiando lo que produzca. Lo único que doy por sentado es que la naturaleza siempre será mi fuente y madre.”

Explica que trabajar en Tandil le dió mucha experiencia, sobre todo en lo que respecta a escenarios naturales. Los elementos y variantes de la flora de muchos rincones naturales le son ahora familiares, aunque a algunos los conocía de chica. Como observadora/recolectora, reconoce que se aventura y compromete a estar atenta a lo que aparece. “Hoy sé dónde encontrar aquella maleza que lanza su flor pomposa en cantidades abundantes, los árboles maduros que me permiten llevar parte de sus hojas medicinales y las zonas donde puede aparecer algo nuevo. En general, tengo un mayor conocimiento de lo que cada estación provee y diseño a partir de eso”, expresa con la alegría de quien comprende la importancia de lo nuevo.

Por su parte, asegura que, socialmente, de a poco todos estamos conectando cada vez más con el lado natural de las cosas y dándoles el valor que les corresponde. “Deseo que elijan tener en sus propias casas un poco de aroma y formas de la naturaleza circundante, que la hagan consciente sencillamente por lo bella que es”.



Por último, le pedimos que nos cuente acerca de las personas que en su experiencia representan referencias. “Tengo pedacitos de muchas/os”, aclara.

En la primera fila están los más cercanos: su familia; por su amor al jardín, al arte y la autosuficiencia. Luego siguen todos las personas que trabajan la tierra, que buscan el valor ahí, donde todo nace y todo se ofrece. Sus referentes, aclara orgullosa, son en mayoría personas anónimas, que viven una vida simple, trabajando y disfrutando un espacio en la tierra y cultivando todo lo necesario para proveerse, vivir y convivir en armonía con los demás seres que la habitan. Por otro lado, su abuelo Eduardo es la primera persona enamorada de la tierra que Chali –como le dicen los cercanos- conoció. “En su amor por el campo nació el mío también. Ahí es a dónde quiero llegar” expresa contundente. Mientras tanto, su emprendimiento avanza y nosotros celebramos la visión de quien opina que, sin reparar en la velocidad, nuestra atención por lo importante también crece como las plantas.

¡ATENCIÓN CIUDAD!

Muy agradecida, Chali nos convoca a juntar todos los ramos de flores que se han marchitado en nuestros hogares: “NO los tiren, dejo mi contacto para poder buscarlos y reutilizarlos. Gracias.”

CONTACTO

Salomé Gonzalez Campos
: +549 249 4683029
@lasliebres.flora
Fan Page: Las Liebres

siemprebeneficios.com.ar - Siempre Beneficios – Puntos con beneficios

Comentarios