Domingo 26 de Junio de 2022 | 16:55 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293


 

Siendo uno con Dolores Tuculet

Crear es, siempre, un asunto importante. Si en esa creación se considera al mundo, pues entonces se vuelve imprescindible

Por Florencia Lauga

Dolores Tuculet no es una sola cosa, fija, inmóvil ni estática. Dolores tiene un nombre fuerte y dice estar continuamente en proceso de construcción. La autodefinición le cuesta; sin embargo, asume que podría desarrollarla a través de su sentir, de lo que la conmueve, de lo que le gusta y de lo que la hace fluír (tome nota)

“Soy una persona muy libre, curiosa, muy observadora y creativa”, logra expresar.

Con el arte como motor, encuentra que la fotografía y la música acompañan su vida desde muy pequeña. Es fotógrafa y directora creativa, sí, sin embargo la cocina golpea a su puerta y ella sin problemas la deja pasar. Aprovecha. A su vez, considera de su agrado disfrutar la vida, compartir lindos momentos con gente que quiere. Viajar, al parecer, ocupa otro lugar importante en su lista de preferencias, entendiendo que al hacerlo la cabeza tiene un espacio de expansión. A propósito de esto último, recalca que los límites no son lo suyo y en cambio es feliz descubriéndose, permitiendo y habilitando a otros a que se permitan. Experimentar. “Romper con todo” dice ella, aunque a los lectores les suene fuerte.


Cuando le preguntamos por su ser, aparece también la intimidad de la soledad: la importancia del silencio y de su mundo interior, la alegría de estar tranquila para poder escucharse y dejar fluír sus emociones. “Lo que me pasa internamente es muy genuino”, explica, y nosotros festejamos por saber que, en un momento donde toda la vorágine parecería ir por fuera y a velocidades siniestras, una mujer tandilense se detiene a menudo a escuchar su cuerpo y su corazón.

¿Por qué Tandil?¿Qué tiene Tandil de especial, de genial, de particular?

Tandil es el lugar donde nací. Donde siempre que me fui volví. Es donde tengo mi familia y mis afectos de toda la vida. Vivo acá porque me da ese calor, ese cobijo que me hace sentir tan bien y me hace quererla tanto. Vivas donde vivas no hay como tu refugio, tu casa, donde estan tus raíces.

Cobijada por su ciudad, Dolores dirige la revista Malas Artes, que lleva tres años en el mercado. La idea principal, cuando surgió, fue la de ayudar a visibilizar a los artistas locales. “Veíamos la gran cantidad de artistas que había -y la gran calidad de las obras- y también que no se les daba la bola correspondiente. Estaba todo muy parado. Solo se atendía a los mismos artistas una y otra vez...- Sentíamos que existían muy pocos lugares, y para algunos. Queríamos empezar a revalorizar eso que sentíamos estaba medio perdido y empezar a difundir y promover el arte de Tandil: el arte serrano

Así, los artistas comenzaron a contar con un medio nuevo de difusión, a ver sus trabajos impresos. Se estimuló la salida de la virtualidad y se combatió la angustia de tener obras guardadas en un estudio, sin mostrarlas. La búsqueda de encontrarse cara a cara entre colegas, en comunión entre pares, y gente del ambiente, se hizo posible. Dolores aclara, además, que la revista Malas Artes se convirtió en un mimo para el artista ya consagrado y, para quien comienza recién a mostrarse, en una mano que impulsa y motiva. Entendiendo que la generación de simbiosis, sinergia, la búsqueda de la no competencia, el lugar para todos posible, la hermandad y la disolución de egos son casi una premisa imprescindible para atravesar con consciencia este momento de la humanidad, sigue adelante buscando trabajar, gestionar actividades y conectarse con otros pares. “Co-dirijo esta revista y me da mucha felicidad y satisfacción. Saber que estas dando una mano y que les guste y participen de las convocatorias es un feedback hermoso”.

Por otro lado, asegura que se ven trabajos increíbles. Cada tanto, también, reciben colaboraciones de artistas extranjeros, y el poder compartir el arte  local con ellos es algo de lo que quien hacen posible Malas Artes están orgullosos.

Sin embargo, Dolores tiene también despliegues, de alguna manera, únicamente personales. Permita-se ser es un ejemplo, además de una muestra que estrenó el pasado cuatro de octubre. Se trata de una serie de desnudos que empezó a moldear hace unos meses y que está en permanente movimiento, en búsqueda constante. Según aclara, es a su vez un trabajo diferente a lo que está acostumbrada a realizar, y eso la entusiasma mucho. “Venia haciendo retratos, en blanco y negro, muy acostumbrada a lo que en algún punto tiene más que ver con mi estilo personal como fotógrafa. Decidí romper con todo eso y probar con algo nuevo, con el color, con los cuerpos...Jugar y correrme de mi lugar de comodidad, dejarme fluÍr.”

Consciente de la naturaleza y de su cuerpo, asegura haberse conectado mucho con ambas cosas en el último tiempo. A partir de allí, el mensaje que desea transmitir con PERMITA-SE SER es claro y sn rodeos: la liberación de los prejuicios.

“Permitirse ser y permitirse sentir…Ser uno mismo…Observarse sin filtro, sin juicio y sin un “debería”. Respirar en nuestra propia frecuencia. Respetar nuestra existencia y nuestro propio cuerpo.”

Sus palabras resuenan en el aire, con la claridad que lleva el pensamiento joven. Y si bien el término joven puede en este caso asociarse a sus tempranos veintiocho años, diríamos que tiene especialmente que ver con una mirada que Dolores propone y que, en este caso, le viene bien al mundo: la de hacer un lugar para cada uno.

CONTACTO

: @malasartesrevista

Comentarios