Viernes 20 de Sept de 2019 | 0:55 |

La Merceria de Julia - Sarmiento 888 - Tandil



EMOCIONES: Siento, luego existo

POR VALERIA STADLER $datos[

En qué momento creímos que la razón nos hace “fuerte y lógicos” y las emociones nos vuelven “inseguros y débiles”? Habrá sido la famosa frase de R. Descartes “Pienso, luego existo”...qué hubiera pasado si hubiéramos dicho: “Siento, luego existo”

¿Qué es una emoción?  La emoción es una predisposición a la acción.

La palabra emoción viene del latín emovere (mover hacia afuera), es decir ‘lo que me mueve’, ‘lo que me pone en acción’.

Las emociones cargan de sentido a nuestras acciones, son las responsables de nuestras decisiones y en cada emoción que yo vivo me predispone una acción, por lo tanto, no hay pensamiento ni acción sin emoción.


SOMOS SERES SINTIENTES, estamos en un mundo emocional. Cada pensamiento, cada acción en nuestra vida se realiza desde un mundo emotivo, sea la alegría, la desesperanza, la procrastinación, la culpa, la angustia, la envidia, la ilusión, el miedo, cuál sea la emoción que habitamos, nos relacionamos con nosotros, con los otros o con la vida desde un espacio en que algo nos mueve.

 

Imaginen un mundo en donde actuamos en ausencia de emociones. Imposible...no? Los seres humanos no podemos pensar ni actuar desde la ausencia de emoción, porque es justamente la emoción la que genera la acción. No existe la posibilidad de estar en un mundo a-emocional.

Es necesario disfrutar de esos momentos de  entusiasmo frente a algo nuevo. Es importante aceptar mi tristeza para ponerme en contacto con la pérdida, y tener ese momento de duelo. Hay momentos en que la alegría me invade como una celebración de la vida, y hay otros donde el miedo nos vuelve pequenos frente a los desafíos de la vida misma. Bendita sea cada una de estas emociones!

 

Entender la responsabilidad de las emociones en mi comportamiento, en los procesos de cambio, en el logro de objetivos y en que como nos posicionamos frente a nosotros y los otros, es esencial. Poder reconocer, aceptar y gestionar nuestras emociones es eso que llamamos Inteligencia Emocional, no se trata de esconderlas y ocultarlas, no se trata de ahogarlas sino de habitarlas libremente  y equilibrarlas.

Comprender mi emocionalidad como clave de la forma que pienso y me relaciono implica entender que las  emociones que habito determinan la manera como me comporto conmigo mismo y cómo me relaciono con otros.

 

La  historia de nuestro aprendizaje educativo basado en un modelo analitico-racional, en donde todo tiene que ser explicado y medido fue excluyendo el aprendizaje de las habilidades emocionales necesarias para, por ejemplo,  escuchar con empatía.

Se ha negado por años la importancia de las emociones, y hoy vuelven a florecer. Alzo mi bandera en alto expresando que somos innegablemente seres emocionales, que es vital incorporar habilidades de Inteligencia Emocional para para volverlos protagonistas de nuestro sistema emocional, para construir vínculos saludables y un mundo mejor.

 

Si queres más info podes escribirme: valeriasstadler@gmail.com o @lic_valeria_stadler

Tags

siemprebeneficios.com.ar - Siempre Beneficios – Puntos con beneficios

Comentarios

Notas relacionadas