Martes 22 de Oct de 2019 | 16:16 |

Oktoberfest en Tandil - Fin de semana largo de octubre - 12, 13 y 14



El Comedor de Cacha entrega alimentos a más de 200 vecinos por día

creciente demanda $datos[

La referente social y concejal mandato cumplido del PJ-FPV, Stella Maris “Cacha” Cena, manifestó su preocupación por la creciente demanda en el comedor que lleva adelante en la calle De los Granaderos 269 del barrio Las Tunitas.

Actualmente, precisó que entregan más de 200 viandas por día, sumado a los casi 100 niños y niñas que almuerzan en el lugar. “Ya no damos abasto”, admitió.

“Lamentablemente no estamos bien, como no lo está la gente. Hoy tenemos más de 200 personas que buscan la vianda a diario, sumado a los casi 100 chicos que comen en el comedor. Es terrible la situación que estamos viviendo y que se agravó después de este domingo”, contó Cena.

Planteó luego que “como siempre digo, a los pobres qué nos importa que aumente el dólar, si no tenemos, pero hoy subieron todos los alimentos. Un kilo de cebolla cuesta 90 pesos, es una vergüenza. Es muy triste lo que está pasando, la demanda ha crecido mucho más y esta semana ha sido tremenda en cuanto a pedidos de alimentos porque no damos abasto y hay que decir que no”.


Frente a la crisis económica, la responsable del comedor de Las Tunitas advirtió que “la gente ya no puede acceder a nada. Lamentablemente, la gente de menos recursos se mantiene con harinas, haciendo guisos, fideos y arroz, y está todo muy caro. Ni hablar de la leche, que para los pibes no tenerla es terrible. El pan ha subido muchísimo, en algunos lados estaba a 60 pesos, ahora subió a 80 y dicen que va a subir a 100”.

Consideró entonces que “lo que está pasando es lamentable y creo que por eso la gente el domingo respondió con un voto diferente. Dijo basta, demostró que no aguanta más y por eso votó como votó”.

Consultada si ya vivió un momento similar al actual, dijo que sí, en el 2001. “Era tan triste en ese momento. En lo que hoy es La Casa del Deporte se preparaban los alimentos para luego repartirlos entre la gente que no tenía para comer. Y, como siempre digo, no quiero volver al 2001, donde no podíamos adquirir nada y hoy está pasando que la gente no puede comprar una leche, un té, una yerba”, planteó.

Ante esta preocupante situación, Cena reconoció que están “tratando de ayudar a los que más podemos, pero se ha complicado tanto que lamentablemente ya a la noche no doy más comida. Sí hago una merienda reforzada a la tarde para todo aquel que quiera ingresar al comedor, pero comida sólo damos al mediodía. Hoy ya no puedo dar dos comidas al día porque es tanta la demanda que tenemos que no podemos dar respuesta a todos”.

Precisó que hoy dan “un almuerzo, en el cual se van 200 raciones para su casa, y creo que ya son más de 200, pero no las quiero ni contar. Me da vergüenza decir que son raciones porque nunca en el comedor conté cuánto come una persona o cuánto se lleva de este lugar. Hoy lo tengo que hacer para poder llegar a ayudar a mucha más gente. A eso hay que sumarle a los casi 100 niños y niñas que comen adentro del comedor”.

Contó que “ahora está pasando que viene a pedir comida gente que nunca pidió porque se ha quedado sin trabajo. Es triste, pero es así. Vienen muchos que no son de Las Tunitas. Esto pasó siempre, pero ahora vienen muchos más”.

“No sé cómo vamos a hacer”
Consultada sobre cómo piensan seguir los próximos meses, la responsable del comedor destacó que “nos sostenemos gracias al Banco de Alimentos porque de lo contrario sería imposible. Y siempre estoy muy agradecida con la ciudad de Tandil que colabora muchísimo con nosotros, pero se está poniendo muy difícil. No sé cómo vamos a hacer, trataremos de sostenerlo y nos ajustaremos un poco más”.

Detalló que también le han solicitado a la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio “más aporte de leche, que es lo que más me importa para que los chicos no se queden sin su leche, y también azúcar porque aunque parezca que es un lujo, no lo es. Los nenes tienen que tomar su leche con azúcar. Iremos a pedir algún aporte más seguramente porque no alcanza. No me quejo, no digo que está mal lo que ellos me dan, pero ya es poco, porque la cantidad de gente que viene a pedir alimentos es terrible”.

Contó que “lo que es verdura hay que salir todo a comprarlo porque hasta el momento nos abastecíamos de nuestra huerta, pero ahora se está preparando para volver a sembrar todo para la época de verano. La carne no la ven los chicos, ven la carne picada que nos manda el Banco de Alimentos o milanesas de pollo que yo les puedo comprar una vez cada dos meses. La semana pasada compré 50 kilos de milanesas de pollo y me salió 7 mil pesos. El pan, gracias a Dios, nos lo dona todos los días la panadería Pan Comido. La señora nos dona hace mucho tiempo el pan y las facturas que quedan del día anterior y gracias a eso podemos sostenerlo, sino sería imposible poder darles nada de eso a los chicos”.

“Deseo que esto cambie”
Por último, Cena deseó que “esta situación cambie. Ya nos queda poco tiempo de estas cuestiones políticas y espero que esto se termine de una vez por todas porque realmente perjudica muchísimo a los que menos tienen. El otro día escuchaba a la ex Presidenta cuando se dirigía a los sectores políticos y decía que ellos no pasan hambre, frío ni les cortan la luz, y la gente de menos recursos no tiene eso. Hay muchas personas sin luz y sin leña para calentarse ni garrafa. Aún hoy, en la época en que vivimos, hay gente que no puede comprar la garrafa. Así que deseo que el país mejore y que no caigamos en un pozo como en el 2001. Lo deseo de corazón por todos los argentinos y porque creo que lo mejor que nos puede pasar es que los argentinos vivamos en paz y teniendo la posibilidad aunque sea de darle un plato de comida a nuestros hijos”. 

siemprebeneficios.com.ar - Siempre Beneficios – Puntos con beneficios

Comentarios