Martes 22 de Enero de 2019 | 17:35 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.



Los pibes del stunt quieren desterrar estigmas y organizan evento solidario

SOCIEDAD

Un grupo de alrededor de 50 chicos que formaron el Grupo Stunt (una modalidad de motociclismo que consiste en realizar acrobacias), utilizan el playón polideportivo del CIC de Movediza y pidieron la palabra en ABCHoy, para contar su postura y reclamar que los dejen usar ese espacio.

El “stunt” es denominado también, “el deporte prohibido” y consiste en realizar una serie de destrezas a bordo de motocicletas, como wheelíes, hacer círculos o subirse arriba del asiento de la moto, durante la marcha.

Su condición de “prohibido”, es porque este método comenzó a popularizarse entre los jóvenes, que realizaban estas peligrosas maniobras en las calles, avenidas y autopistas de las ciudades.

En Tandil, la actividad tiene sus adeptos, con la particularidad de que se trata de una agrupación (Grupo Stunt), que asegura que no quiere usar las calles y para eso, comenzaron a realizar sus prácticas en el playón polideportivo del Centro Integrador Comunitario de Movediza.


Allí, consiguieron el apoyo de David Lavín y Leo Escudero, quienes llevan adelante el comedor de la Agrupación Genaro, que además, contienen a muchos chicos del barrio con una escuelita de fútbol en el mismo espacio.

“Nosotros nos acercamos a los chicos, porque son pibes que lo único que quieren es que los dejen usar este lugar para practicar su deporte. Cuando ellos vienen, nosotros les hacemos un lugar y practican”, contó Lavín, quien añadió que “el tema es que viene la policía y los quiere sacar y los chicos salen todos disparados para todos lados y ahí hay riesgos. Estos chicos acá no molestan a nadie y no andan en la calle generando peligro, por eso nosotros intervinimos algunas veces por ellos, para que los dejen estar”.

El Grupo Stunt cuenta con más de 50 miembros y en ocasiones realizan encuentros a los que asisten fanáticos de toda la región. “Lo mismo cuando están los chicos jugando a la pelota. Nosotros nos apartamos y nos quedamos entados tomando mate hasta que podamos usar el playón”, cuenta Nicolás Cuvilier, uno de los voceros del grupo.

El reclamo puntual de este grupo de jóvenes es el de poder usar ese espacio con cierta libertad, sin tener que escabullirse de la policía, aunque reconocen que no han hecho gestiones en el Municipio para utilizar el predio.

“Yo te digo la verdad, nosotros los preferimos acá y no haciendo wheelíes en la calle donde puede cruzarse un nene”, remarca Lavín, conocedor de las problemáticas de los jóvenes y de los riesgos que suponen esa cantidad de motos haciendo stunt en la vía pública.

En ese sentido, los chicos juran que “ninguno de nosotros andamos en las picadas. Nadie de esta agrupación. Nosotros queremos hacer las cosas bien. Si queremos hacer wheelíes, que nos digan dónde ir sin molestar. Nosotros no representamos a todos los que hacen esto en Tandil, porque siempre hay alguien que anda en la calle, pero a nuestro grupo, lo vas a ver haciendo wheelíes acá. Es así”.

Lavín afirma que “esta convivencia surgió de un diálogo entre ellos y nosotros. A nosotros no nos molesta que estén y si ellos ven a un pibe jugando en el playón, se quedan esperando a que el lugar quede libre. Sinceramente, nosotros estamos con 150 nenes, no nos molestan y los preferimos acá y no en las avenidas, o escapándose de la policía y el día de mañana tengamos que llorar a uno, como pasó el otro día con el chico que lo atropelló el patrullero. Por eso cuando viene la policía, nosotros ponemos la cara para que no haya ningún accidente. Porque siempre está el chico que se escapa porque tiene miedo que le saquen la moto o algo así y eso es un riesgo”.

Al insistírseles por el uso de las motos y las molestias que ocasionan tanto las picadas como los escapes libres y las contraexplosiones, la agrupación motera indicó que “nosotros tratamos siempre de estar con escape original. Pero sí hay motos que están personalizadas y tienen otro escape. Nosotros acá, tratamos de estar con escape original.

Y las picadas no tienen nada que ver con nosotros. Hicimos el grupo para hacer las cosas bien, no para empeorarlas. Entonces, en vez de hacer picadas, venimos acá a la tarde, si nos queremos quedar hasta la noche nos quedamos, pero no hacemos picadas”.

Leo Escudero aporta que “ellos saben que si quieren estar acá, tienen que llevarse bien con los vecinos. Y tienen que saber que tienen que tener un escape que no les esté taladrando la cabeza. Son pibes inteligentes y con ‘buena leche’, por lo que nosotros vemos. Si le ponés un escape que les taladra la cabeza a los vecinos, saben que los vecinos se van a quejar. Y ahí, ni nosotros no nadie los va a salir a defender. Ellos tienen que hacer las cosas bien y así, entre todos, vamos a hacer más. Buscamos una inclusión también para ellos”.

Los chicos además, en agradecimiento al gesto del comedor y escuelita de fútbol Genaro, por compartir el espacio, organizan un evento solidario para el 2 de febrero, en el mismo playón. “Nosotros les llamamos ‘juntadas’. La del 2 de febrero la hacemos a beneficio del comedor y la idea es que los que vengan traigan un alimento, porque viene mucha gente de otras ciudades”.

La “juntada” consiste en un evento en el que los motociclistas muestras sus habilidades sobre las motos, en una modalidad que cada vez tiene más adeptos, especialmente entre los jóvenes.

“Esto es un deporte más. Así como hay chicos que hacen acrobacias con los skates y tienen su lugar, esto es lo mismo, pero arriba de la moto y también necesitamos nuestro lugar”, afirma Cuvilier.

Y en ese sentido, asegura que han buscado varios lugares, que por dimensiones escasas o por el tipo de piso, no eran los indicados hasta que dieron con el playón de La Pastora y Misiones.

“Sabemos que tener nuestro lugar, es difícil y llevaría mucho tiempo. Si en el futuro pudiéramos tener nuestro propio lugar sería bárbaro. Porque sabemos que dónde pase algo en la calle, van a generalizar y nos van a echar la culpa a todos y por más que no haya sido alguien de nuestro grupo, nos van a cuestionar a todos”, cerró.

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios