Lunes 12 de Nov de 2018 | 16:45 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.



Caso Bustamante: un relato escalofriante pero con inconsistencias

POLICIAL $datos[

Nahuel Morales, el imputado que confesó al declarar por el crimen de Jorge Bustamante, hizo un escalofriante relato frente al fiscal Gustavo Morey. La declaración muestra algunas incoherencias.

Nahuel Morales (18), uno de los apuntados de participar en el asesinato del joven cuyo cuerpo fue encontrado el domingo bajo el puente de un arroyo a unos 15 kilómetros de Tandil, se presentó en los tribunales de Uriburu al 700 acompañado del abogado Claudio Castaño y confesó su participación en el hecho.

Contó que un amigo suyo planeó el asalto a la víctima, dijo que los dos nuevos detenidos fueron quienes lo estrangularon y mataron a golpes en la cabeza con una rueda de auxilio y relató que antes de ser asesinado el joven reconoció a sus homicidas e imploró por su vida.

Frente al Fiscal, se le comunicó que estaba establecido fehacientemente que “en horas de la madrugada del 24 de octubre Jorge Bustamante se retiró de su domicilio en Mosconi al 662, en su Fiat Palio, GNF234, a las 2:17 mantuvo una comunicación telefónica con él, donde concierta un encuentro, yendo luego a su búsqueda en dirección al Barrio La Movediza, por calle Alvarado y Santa Cruz”


Que en ese lugar, es donde el imputado sube al auto, indicando el recorrido a tomar por distintas calles del barrio, atento que el mismo brindó dicha información con antelación a ese encuentro a otros dos sujetos de sexo masculino, a fines de que Bustamante sea asaltado. 

Estando en el auto detenido en las inmediaciones, se acercan los dos sujetos (Tami y Ramírez), uno lo golpea a Morales (fingiendo no ser parte del acuerdo), mientras el segundo se dirigió a Bustamante a quien tomó a golpes de puño, a quien se sumó el primero de los masculinos aludido. Ahí lo reducen, lo ingresan al vehículo y se van de ese lugar. 

Se refiere que uno de los dos sujetos tomó la conducción del auto con Bustamante en la parte trasera, el otro reteniéndolo y Morales como acompañante, adelante. La intención era apoderarse de bienes de valor económico y posiblemente drogas ilícitas. Recorrieron distintas calles de la zona, tomaron un camino vecinal donde luego de varios kilómetros detuvieron la marcha, descendieron a Bustamante, lo obligaron a arrodillarse, con la finalidad de ultimarlo porque los había reconocido. 

Siguió diciendo que “uno primero lo golpeó con el puño, y el otro le arrojó la rueda de auxilio sobre su cabeza varias veces hasta ocasionarle un traumatismo de cráneo grave y luego utilizando un cinturón de lazo, proceder a su estrangulamiento hasta alcanzar la asfixia. Que finalmente provocaron la muerte de Jorge Bustamante”. 

En otro tramo de la declaración se le exhibe a Morales distintos elementos de pruebas, entre ellos declaraciones de distintas personas y distintos elementos secuestrados y hasta las filmaciones del Centro de Monitoreo Municipal. También le informan que puede abstenerse de declarar que no significa que no hacerlo implique presunción de culpabilidad.


LA DECLARACION

Nahuel Morales señaló que hace un mes conoció a Bustamante, a través de Facebook, bajo su registro alternativo “Lucas Pardo” (Paredes). Y que se encontraron dos noches, cerca de donde vivía en la casa de sus padres, y mantenían encuentros íntimos. Se comunicaban a través de messenger. Y que hubo al menos cuatro encuentros reconocidos por Morales sin la participación de otras personas y que nunca les había comentado a otras personas de esos encuentros.

Señaló que en la madrugada del miércoles 24, recibió el mensaje para encontrarse como lo hacían habitualmente, aunque en esta oportunidad se encontraba en la casa de su amigo Ángel Tami en Santa Cruz y Piccirilli. Se cruzaron algunas fotos que vio su amigo Tami. Bustamante le dijo que fuera caminando hasta Lunghi, pero como hacía frío quedaron muy cerca de allí en Alvarado y Santa Cruz. Ya en el auto, anduvieron dando varias vueltas hasta que se detuvieron en una zona descampada, no recordando el nombre de las calles. 

Reiteró que todos los encuentros eran para que le entregara la cocaína (por un valor estimado en $ 2.000 cada vez que se veían). En un momento él se bajó del auto y cuando estaban hablando del lado del acompañante, aparecieron Tami y Ramírez (aunque a este último solo lo conocía de vista y no había tenido trato con él). Aunque sabía que era de tener contactos sexuales a cambio de droga. Y que si sabía que Tami y Ramírez se conocían de antes. 

Qué hubo golpes de Ramírez a él y de Tami a Bustamante cuando se estaba bajando del auto. Lo seguían golpeando, mientras Bustamante gritaba. Tami dejó de pegarle en un momento, lo tiró a Morales al piso, y lo metieron a Bustamante en el auto. Ramírez manejaba, Tami lo cuidaba a Bustamante atrás y Morales iba de acompañante. 

Previo al encuentro (ante la repregunta del fiscal) Morales reiteró que Tami le dijo que lo haga ir al barrio para robarlo y quedarse con la droga (y que no era su intención, solo buscaba la droga).

Dijo que con Ramírez al volante, vio cómo se alejaban por Lunghi hacia ruta 30 hasta que los perdió de vista, volvió a la casa de su hermano y no habló del tema hasta que fue llevado a la DDI a declarar. Ahí le contó a su hermano toda la verdad. 

El fiscal volvió a intervenir en el relato y a repreguntar y Morales contó que le dieron la opción de subir o no, y como quería más droga subió al auto como acompañante y detrás iba Tami con Bustamante agarrándolo del cuello (en un momento le mordió el brazo). Repitió en un momento que Bustamante los reconoció a los dos y que les ofreció plata y drogas que tenía en la casa.

Ahí narra un recorrido que los lleva a la ruta 30, de ahí a la Escuela Granja, y por un camino de tierra hasta la zona del Haras General Lavalle. Explicó que pasando las vías lo bajan del auto a Bustamante y Tami lo obliga a arrodillarse le pegan trompadas y con la rueda de auxilio varias veces en la cabeza y que Bustamante esgrimía algún quejido, y que él no sabía cómo reaccionar a lo que estaba pasando.

Ante la pregunta del fiscal dice que en ningún momento le puso una mano o ejerció violencia sobre Bustamante. Y que luego lo suben en el baúl y regresan a Tandil, tiran el teléfono de la víctima en el trayecto porque Ramírez no pudo desbloquearlo y que el propio Ramírez le sacó las zapatillas y se las llevó.

De otro tramo de la declaración, se desprende que Morales le dijo a Tami y Ramírez que no quería llegar a lo que se hizo, y ahí le ofrecieron bajarse del auto, y lo dejaron en la misma zona donde habían iniciado el recorrido y se fue a la casa donde estaba viviendo en estos últimos días.

Refirió además que Tami volvió un rato más tarde, agarró su moto, y que regresó 40 minutos más tarde. Que Recién al día siguiente le cuentan donde habían tirado el cuerpo y que habían abandonado el auto cerca del barrio y lo prendieron fuego.

Dice que vio el video de la cámara de Suárez García y Azucena, y que el que manejaba la moto era su amigo Tami y cuando la moto volvió manejaba Ramirez y atrás iba Tami.

Dijo que tiene temor por lo que le pueda pasar a su familia y que quiere continuar su tratamiento por adicciones en el CPA Tandil.


INCONSISTENCIAS 

La primera duda que surge de la declaración de Morales es cuando hace referencia a que la víctima fue golpeada varias veces en la cabeza con la rueda de auxilio provocándole un traumatismo de cráneo grave. El tipo de lesión no se condice con el informe de la autopsia del cuerpo.

Otra inconsistencia es el recorrido que hace el auto una vez que abordaron y golpearon a Bustamante. Si se tiene en cuenta que según las cámaras del CMT se supone que la víctima anduvo solo en el coche hasta las 2,40 y luego se lo vuelve a captar a las 3,42, cuando se lo van a descartar, hay una ventana de tiempo de una hora. Ese lapso de tiempo no sería suficiente para hacer todo el recorrido que declaró.

Tags Bustamante

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.

Comentarios