Miércoles 17 de Oct de 2018 | 8:21 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.



Logros y desafíos de la Mesa Intersectorial Contra la Violencia Familiar y de Género

ENTREVISTA

Con un balance de lo hecho y los nuevos objetivos proyectados, las coordinadoras de ese espacio intersectorial instaron a la mayor participación de las instituciones y organizaciones vinculadas a la temática “porque lo que intenta la Mesa es mejorar las respuestas estatales” y “si tenemos un diagnóstico más amplio de cuál es la situación, vamos a poder proyectar respuestas más abarcativas de esa realidad". En 2017, en la provincia hubo 98 femicidios y sólo 13 de las víctimas habían denunciado previamente a su agresor.

La Mesa Intersectorial Contra la Violencia Familiar y de Género de Tandil se constituyó en marzo de 2017. La convocatoria fue realizada por Andrea Rossetti desde su rol de directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual municipal y fue ella quien la coordinó hasta abril de este año. Desde ese momento, se renovó la coordinación quedando en manos de la dupla conformada por Micaela Herrera y Julia Méndez, quienes se desempeñan en el Ministerio Público Fiscal y en la Defensoría Pública Departamental, respectivamente.


Micaela Herrara recordó, en una entrevista publicada este viernes en el diario Nueva Era, que en el inicio de la Mesa "se convocó a todas las instituciones y organizaciones sociales que alguna manera estuvieran vinculadas con la temática y se logró una reunión con una convocatoria muy positiva”.


A partir de allí, se comenzó a trabajar para elaborar un diagnóstico de la "ruta crítica". La abogada explicó que es "el proceso que se emprende a partir de que una mujer denuncia una situación de violencia y las etapas que atraviesa a partir de esa denuncia". La denominación tiene su origen en todas las falencias que conllevan a situaciones revictimizantes. Como ejemplo dijo que "cada agencia estatal tiene sus políticas y funciones. Entonces la mujer se encuentra relatando el mismo hecho sufrido en distintas dependencias y en distintas oportunidades. Y eso se sabe que tiene un perjuicio, que muchas veces es inevitable en esto de la funcionalidad". Por ello, lo que se intenta es mejorar ese tránsito burocrático de forma tal que la víctima lo atraviese lo más indemne posible.



"Cuando ese tránsito termina siendo revictimizante, doloroso o demasiado burocrático, se va en detrimento de la propia sociedad y el Estado. Porque se deja de confiar en ese Estado como responsable de brindar una respuesta", expresó Herrera. Lo cierto es que muchas veces esas respuestas existen en términos normativos pero no en la articulación necesaria entre los diferentes actores en la cadena de acciones que se deben realizar. 


"Se fragmentan las realidades con una intencionalidad de eficacia pero se fragmenta la problemática por la falta de articulación y diálogo. Y también porque no está pensado así el sistema y lo que ocurre es que eso redunda en perjuicio para la mujer, que ya viene atravesando una situación compleja", añadió.


El trabajo de 2017 sobre la "ruta crítica" llevó a la presentación de un informe diagnóstico, consensuado entre todas las instituciones de la Mesa respecto de las principales falencias en Tandil desde el "minuto cero". Es decir, desde que la mujer denuncia. Fue presentado el pasado 9 de marzo (un año después del lanzamiento de la Mesa) ante Municipio, HCD, Defensor General  y Fiscal General del Departamento Judicial de Azul e incluyó propuestas "que entendíamos que podían llegar a mejorar sustancialmente esta situación".


En él se consignaba “una dificultad importante en el acceso a la información, que las mujeres tengan conocimiento de a dónde acudir ante una situación de violencia, si es necesario o no consultar a un abogado o abogada, dónde quedan los servicios públicos gratuitos (en Tandil es un único lugar: la Defensoría, en 9 de Julio  y Montevideo), si es necesario ir a la Comisaría de la Mujer, etc.", relataron.


Entre los items mencionados figuraban promover la sanción de leyes provinciales para la creación de una nueva Unidad Funcional de Defensa Civil en Tandil (léase, una segunda Defensoría) y de una Fiscalía especializada en violencia de género y delitos contra la integridad sexual en la ciudad, integrada por personas debidamente formadas y que formen parte de éste espacio de diálogo y articulación y el apoyo a las acciones iniciadas por las autoridades de la Comisaría de la Mujer para la incorporación de una médica exclusiva, lo que fue un expreso pedido en la Marcha Ni Una Menos.


Respecto justamente de la esfera judicial, las coordinadoras de la Mesa celebraron la apertura de un segundo Juzgado de Familia en la ciudad ya que -dentro del Departamento Judicial- Tandil es el distrito de mayor densidad poblacional. De todos modos, enfatizaron la imperiosa necesidad de creación de esa segunda Defensoría ya que "el 40 por ciento de las causas que se tramitan en los Juzgados de Familia son patrocinadas por la única Defensoría que hay en Tandil. Es un número enorme para una única Defensoría", subrayaron.


En cuanto a lo Penal, instaron a seguir los buenos resultados conseguidos en las ciudades de Azul y Olavarría, que poseen "un fiscal específico designado para trabajar los casos de violencia de género y abuso sexual  y hay unidades funcionales, secretarías o ayudantías dedicadas a ello".


Otra de las cuestiones que plantean era una modificación de los programas municipales ASISTAN y ACCEDER. “Estamos trabajando con distintas personas que solicitan ese servicio y que encuentran determinadas dificultades respecto a las casos de violencia y de trata. Y los dos programas, por una cuestión normativa, quizás no se ajusten a la necesidad de las mujeres en esa situación. Entonces estamos pidiendo una adecuación, de acuerdo a la experiencia adquirida en el tiempo que pasó desde que se implementó hasta la fecha. Una adecuación a lo que se fue recogiendo en el terreno del fáctico”, argumentó Herrera. Méndez agregó que “además, ha habido una subejecución del programa. El 2017 fue el primer año en que se implementó y no se llegó a utilizar el monto que había asignado, siendo que había necesidades de las víctimas. Entonces, es un recurso que debemos adecuar a las situaciones reales que estamos teniendo".


“No decimos que haya mala voluntad sino que es lo lógico hacer ese ajuste a la realidad", definió la abogada y su compañera agregó que se debería “poder pensar en un aumento de la suma de la asignación económica, que está valuada según el salario mínimo, vital y móvil. Con tres salarios (que es el máximo que otorga el programa) nos llegamos a cubrir ni la compra de dos artefactos. Hay que adecuarlo a los niveles de inflación que hemos tenido porque si no estamos haciendo una respuesta ficticia de la situación".


Narraron que los temas tratados dentro de la Mesa llevan un proceso largo pero que garantiza el consenso: "estamos respetando todo un proceso para que los temas sean tratados, debatidos y acordados por todos los integrantes. Genera procesos un poco más lentos pero de mayor consenso, que es lo que buscamos", indicó Méndez y afirmó que también se trata de lograr “que no se generen malestares en ninguno de los organismos que participamos", sobre todo para no terminar cayendo en discusiones políticas, ya que lo importante es "aunar los esfuerzos de todos". Las coordinadoras pusieron de relieve en ese aspecto la "muy buena voluntad" reinante dentro de la Mesa.


Y, como muestra de ello, el trabajo de 2018 decidieron enfocarlo pensando "en la violencia desde un concepto más amplio: no desde la violencia cuando ocurre sino también desde situaciones previas y posteriores a la violencia. Para ello, armaron cinco comisiones internas: Cultura y educación; Presupuesto; Acceso a la vivienda digna y al trabajo y Acceso a la justicia, ruta crítica y estadística.


“Cada Comisión tiene su diagnóstico, su propuesta y ha generado los ámbitos de reuniones con las autoridades o las instituciones necesarias. En ese sentido, por ejemplo tuvimos recientemente una reunión con las autoridades de la Casa de Abrigo Martha Pelloni, en donde pudimos acceder al protocolo creado para la Casa. Fue una reunión muy larga y le dedicaron mucho tiempo. Y eso es muy importante. Nos contaron cómo funciona, cuáles son las falencias que observan respecto al funcionamiento, cuáles son las estrategias que se dan para mejorar estas situaciones”.


La Comisión de salud, tuvo reuniones con las autoridades del SISP (Sistema Integrado de Salud Pública)  y “se va a trabajar en la creación de protocolos dentro del SISP para abordar situaciones de violencia, no solamente cuando se presentan sino previas, por ejemplo, cuando una mujer recurre en reiteradas oportunidades con la misma patología”.
Méndez dijo que pretenden “la mdificación de algunas prácticas institucionales dentro del servicio salud, sobre todo en la guardia hospitalaria, que era una de los principales obstáculos. Hay mucha voluntad de parte del SISP para que estas cuestiones se modifiquen”.


Reveló que una de las problemáticas era que desde el Hospital no querían entregarle a las personas la certificación de que habían sido asistidos, cuando “también es un derecho del paciente, que si es atendido en cualquier centro de salud, público o privado, le hagan una constancia de que la atendieron y cuál fue el diagnostico que evaluaron".


La llegada de una mujer o un niño víctima de un delito contra la integridad sexual es un momento crítico para una guardia, por ello "la intención es trabajar en el protocolo, para ver de qué forma el médico de guardia no quede sólo ante esta situación. Ver que se protocolice todo también en las otras áreas ante esa emergencia, que puede ser en cualquier horario", marcó. “Generalmente se generan situaciones muy graves en las etapas de receso (feria judicial, vacaciones de invierno) en donde no están todas las instituciones trabajando en forma completa. Pero hay que garantizar el funcionamiento en todo momento", puntualizó.


Debido a ello, se busca que el Comité Contra el Abuso Sexual (que funciona en el Hospital de Niños) y la Consejería en Reducción de Riesgos y Daños por Embarazos No Planificados cuenten con el asesoramiento de un abogado "que forme parte del equipo, que tenga perspectiva de género y que no tengan que acudir a Legal y Técnica en el momento de la emergencia". El protocolo, además, garantiza luego contar con las pruebas correspondientes para llevar adelante la investigación.


En cuanto a las estadísticas "se elaboró un registro único de casos en base al Registro Único de Casos provincial que se está implementando, con la idea de que quienes integramos la Mesa lo podamos utilizar para tener un registro más cualitativo de las situaciones que se presentan con el objetivo de mejorar o crear políticas públicas".


En cuanto a la Comisión de Acceso al trabajo y vivienda digna, se mantuvieron reuniones con distintos funcionarios municipales "y hay un compromiso para la creación de un Banco de Materiales para situaciones de emergencia -sobre todo cuando hay egresos de la Casa de Abrigo- y hay que garantizar seguridad en la vivienda o de mejoramiento habitacional. Y un Banco de Mobiliario, que se trabajaría con Medioambiente municipal".


Se trabaja también en generar alguna instancia de inserción laboral de mujeres que no tienen esa posibilidad y en donde hay una dependencia económica al agresor, lo que dificulta mucho salir del círculo de violencia. "Son cuestiones complejas, sobre todo en la situación de crisis que está viviendo nuestro país, pero se está viendo de qué manera se le busca la vuelta", resaltó la abogada.


Este año, la Mesa es parte de la segunda etapa de RE.TE.GER. -el Programa del Ministerio Público Fiscal que busca la formación de Promotoras y Promotores en Género-, "con la idea de hacer un monitoreo con las distintas formas de violencia. Muchas veces cuando hablamos de violencia pensamos en la física, en la psicológica. Pero también está la violencia patrimonial, la institucional, la laboral, la obstétrica. Entonces hay que 'abrir la mirada', tal como dice el Art. 4 de la Ley Nacional 26.485 (Ley de Protección Integral a las Mujeres)", observó Herrera.


En tanto, en la Comisión de educación y cultura "se está trabajando en una muestra de arte postal sobre situaciones de violencia. Se realizará en la Casa de la Cultura, del 19 al 25 de noviembre. Y, en ese marco, va a haber actividades".
En la Comisión de Presupuesto, se persigue hacer hincapié en las campañas de difusión ya que "observamos los femicidios (como el de hace días en Junín o el de Ailín Torres en Tandil) y las cifras que publica el Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires y, en 2017, de los 97 femicidios sólo 13 habían tenido denuncias previas. Esto indica que faltan campañas de difusión para poder advertir o tener alertas previas de situaciones de violencias y poder tomar medidas para evitar estos finales tremendos".


Destacaron que todo el trabajo que realizan tiene “mucho de compromiso y de voluntarismo”. “Quienes forman parte de la Mesa, si bien formamos parte de instituciones, nos reunimos en horario fuera del trabajo y, a veces cuesta darle contenido a todas las comisiones, a todos los proyectos”. Por ello, invitaron a quienes no forman parte de la Mesa y están vinculados con temáticas de género, a que se acerquen o se comuniquen al mail (mesacontralaviolenciatandil@gmail.com) “porque lo que intenta la Mesa es mejorar las respuestas estatales de cualquiera de los tres poderes responsables del Estado en cumplir con la responsabilidad -internacional y nacional- que asume el Estado. La Mesa no está acusando con un dedo para ver quién hace las cosas mal sino que eso tiene que redundar en un mejoramiento de los servicios dentro de las instituciones y para afuera de ellas.”, dijo Herrera.


Buscan más participación activa de las instituciones "porque si tenemos un diagnóstico más amplio de cuál es la situación, vamos a poder proyectar respuestas más abarcativas de esa realidad".


“Y vamos a poder discutir perspectivas de abordaje. No todos trabajamos con la misma perspectiva pero sí intervenimos con las mismas unidades familiares, desde el ámbito civil, desde el penal, desde los Servicios Locales, etc. Por eso insistimos en que todos deberíamos estar sentados a la Mesa. Aparte, hay una normativa provincial que nos exige la conformación de estas Mesas. O sea que no sólo pasa por la voluntad de cada uno sino que hay una responsabilidad institucional", concluyó Méndez.


Actualmente, la Mesa se encuentra conformada por las siguientes organismos estatales y organizaciones sociales: Asociación de Abogados Tandil; Dirección de Género y Diversidad Sexual de Secretaría de Desarrollo Social; Concejal del Bloque Unidad Ciudadana; Biblioteca Popular de las Mujeres; Centro Sociocomunitario de Responsabilidad Penal Juvenil; Comisaria de la Mujer y la Familia; Colegio de Trabajadores Sociales del distrito Azul; Estudiantes de Trabajo Social de la UNICEN; Defensa Pública- Departamento Judicial de Azul UFDC N°1 y Programa para el Abordaje de Problemáticas Sociales y Relaciones con la Comunidad; Fiscalía Federal de Tandil; Foro de Promoción y Protección de los Derechos de las Mujeres; Ejército- Oficina de Género del Comando de la Primera Brigada Blindada; Ex Ministerio de Trabajo de Nación- Secretaría de Empleo;  Ministerio de Desarrollo Social de la Nación – CDR Tandil; Movimiento Evita; Patria Grande – Colectivo Mala Junta; Policía Local – Tandil, Comité contra el Abuso Sexual -  Hospital de Niños DBV y Consultorio de Conserjerías en reducción de riesgos y daños por embarazos no planificados; Programa de Abordaje en situaciones de violencia de Género de la  UNICEN; Área de Derechos Humanos de la UNICEN; Mujeres Sin Techo.

Tags

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.

Comentarios

Notas relacionadas