Grupo de efectivos de la Policía Local emitieron carta de apoyo al Comisario Giménez
Domingo 19 de Agosto de 2018 | 19:42 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



Grupo de efectivos de la Policía Local emitieron carta de apoyo al Comisario Giménez

TRAS SU DESPLAZAMIENTO $datos[

Un grupo de agentes de la Policía Local, tras conocerse la disposición de las autoridades policiales, luego de la investigación de Asuntos Internos, de desplazar de su cargo como Jefe de esa Unidad al Comisario Mariano Giménez.

La investigación comenzó a partir del suicidio, el pasado 7 de junio, del policía local Lucas Pérez Cordero, quien en su acción, hirió de muerte, accidentalmente, también a su padre Daniel Pérez.

A partir del presunto hallazgo de una serie de irregularidades; y a pesar del irrestricto apoyo de las autoridades municipales del área de Protección Ciudadana, este jueves se confirmó la decisión de sacar de la jefatura de la UPPL Tandil, a Giménez.

Pocas horas después, efectivos de la fuerza se comunicaron con este medio, con pedido de publicación de una carta dirigida a su jefe, que reproducimos a continuación:


AL SR. JEFE DE LA UPPL TANDIL

COMISARIO MARIANO GIMENEZ

S/D

Por medio de la presente, informamos a Ud. nuestro más sentido agradecimiento de parte de esta Unidad de Policía de Prevención Local Tandil por ser nuestro Jefe…

En rigor de verdad, no estamos tan seguros que la palabra Jefe sea la correcta, aunque se la hayamos dicho en reiterados ocasiones cariñosamente.

En efecto, hoy esa palabra describe a aquella autoridad impuesta que utiliza su poder para mandar en los otros, aquel que manda y ordena a sus subordinados sin tomar en consideración las opiniones o el bienestar de ellos, aquel que inspira miedo, que exige obediencia y solo da órdenes.

Por eso quizás la palabra más adecuada sea LIDER…

Un LIDER cuya visión fue contribuir al bienestar de la sociedad tandilense.

Un LIDER que transformó esa visión en misión de servicio, lo cual implicó acción, tarea, esfuerzo, compromiso y hasta sacrificio para ayudar a que los demás crezcan y para proporcionar a través de su actuación un beneficio a otros, entendiendo desde luego que si esto se logra, los beneficiarios seremos nosotros mismos.

Un LIDER que dejó su statu quo, su ámbito de confort, para tomar este gran desafío de comandar algo que de antemano lo sabía difícil. Es que seamos sinceros, casi 130 seres humanos reclutados, hombres y mujeres, de 18 a 35 años, con historias de vida tan diversas y complejas como la sociedad misma.

Un LIDER que visitó las aulas, que participó de las clases, que dedicó horas para transmitir a aquellos cadetes su experiencia y la seguridad que el trabajo realizado a conciencia siempre encontraría su respaldo.

Un LIDER que fue planificando su equipo de trabajo, el cual por cierto fue mínimo, en relación a la cantidad de efectivos que se encontrarían bajo su mando.

Es que pensar en un proyecto de semejante calibre requiere de cuerpo y alma en el sentido más literal del término, horas (¿cuántas?: las que hicieran falta, y seguramente solo Ud. y su familia lo saben) de charlas con un Municipio que de antemano le otorgó el apoyo que otros sectores (hermanos) le retaceaban con alguna mirada de recelo.

Ahora bien, usted sabe que esto solo fue la punta del iceberg, pues el 22 de septiembre de 2015 su vida ya no fue su vida, su casa ya no fue su casa y su tiempo ya no lo tenía… Su carácter fue puesto a prueba.

El dominio sobre usted mismo le permitió soportar la falta de legitimidad de esta nueva fuerza sumado a la natural inexperiencia de sus efectivos (por solo mencionar algunos inconvenientes) y convertirnos en una de las UPPL con mayor rendimiento de la provincia sostenida en el tiempo.

Claramente la tarea no fue fácil, en un comienzo hacerse presente casi de manera omnicomprensiva en los procedimientos en la que interveníamos; cuidando y preservando al ser humano que se encuentra tras del uniforme casi de manera paternal; realizando academias mirando lo hecho, corrigiendo lo necesario, avanzando hacia el futuro y tratando de contagiar el amor por la profesión; recibiendo casi diariamente las quejas o felicitaciones de los vecinos de la ciudad, respondiendo ante las instituciones y los medios lo que hiciera falta, entre otras cosas que seguramente olvidamos.

A pesar de esto su fortaleza le permitió mantener el rumbo fijado y continuar hacia el cumplimiento de la misión. Poco a poco ganamos respeto de quienes infringían la ley como así también el cariño de la gente. Es que, debe confesarse: su idea no fue SOLO la proximidad con el ciudadano, usted quería más de nosotros porque sabía que podíamos darlo, nos exigió cuidar al vecino, responder a sus problemas, procurar su seguridad.

Ya transcurridos unos meses de labor, 32 efectivos más se incorporaron a las filas, y con ellos ingresaríamos en la nocturnidad de Tandil.

Sin embargo la prudencia le llevó a tomar buenas decisiones, continuó con su gestión interactuando con la sociedad, acudiendo a reuniones en los barrios, receptando quejas, consejos y cuanto requerimiento los vecinos le efectuaban con la convicción que solo escuchando se logran buenos resultados.

Por otro lado, y pese a las mayores tareas su preocupación por sus efectivos se mantuvo constante, recalcando en cada charla, en cada academia el norte a seguir y el respaldo con el contaban ante su accionar. Recibiendo y asesorando ante cada duda, inseguridad o pedido de consejo que se le pidiere ya sea por cuestiones del servicio o situaciones personales…

Con el devenir del tiempo los frutos comenzaron a recogerse, comenzamos a ser la fuerza de Policía Local que a nivel provincial se ubicaba en los primeros puestos, solo equiparados a otras con el doble o triple de personal, la calidad de aprehendidos por delitos in fraganti o detenciones mejoraban mes a mes y la confianza del área Judicial se empezaba a hacer notar en cada requerimiento.

Última incorporación 65 efectivos más y con ellos ascendíamos a 234, número significativo si pensamos que quizás entre las cuatro Comisarías de nuestra ciudad no logren alcanzarlo… Máxime si se piensa que los mandos medios necesarios para la colaboración y organización nunca llegaron…

Pudo, pese a las circunstancias políticas adversas y en un contexto en el cual las Unidades de Prevención Local se fueron difuminando, lograr junto con el municipio que Ministro de Seguridad jerarquizara la tarea realizada en la ciudad y garantizara su permanencia.

Redobló los esfuerzos, planificó, diversificó, explicó a sus dependientes la razón de sus actos… aunque todo esto no alcanzó ante algunas circunstancias externas, que aunque trágicas y dolorosas no dejan de ser atinentes a los riesgos de esta grata pero a veces dura forma de vivir.

Por todo eso, lo más justo sería agradecerle como LIDER, porque el líder es carácter, y el carácter se apoya en virtudes tales como la humildad, la magnanimidad, la prudencia, el dominio de sí y la justicia, todas ellas ampliamente demostradas muy sucintamente en estas breves líneas.

Recordarle, desde nuestro humilde lugar que aunque un grupo intenten menoscabar, dañar, ensuciar su integridad los buenos policías (que somos la mayoría) nos erigimos como testigos de su vocación de servicio y hombría de bien.

Por último, los que seguimos tus pasos, los que pensamos igual, los que nos gusta dar una pronta solución a la gente, los que no bajamos los brazos, los que trabajamos con la verdad esté adelante quien esté, los que te queremos seguir teniendo en esta Base te decimos gracias y si así no fuere esperamos tu pronto regreso para que siga siendo nuestro LIDER, GUIA y COMPAÑERO.

Es todo cuanto informamos.

Tags

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios

Notas relacionadas