Miércoles 14 de Nov de 2018 | 12:17 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



Masonería femenina en Tandil: El Triángulo “Cantera de Luz”

ENTREVISTAS $datos[

Durante los últimos días, en todo el país, se celebró la Semana de la Masonería y si bien la presencia de la Logia Luz del Sud 39 en Tandil es conocida e histórica, lo que sí es novedoso es que desde febrero, en nuestra ciudad se ha conformado un grupo de masonas que depende de la Gran Logia Femenina de Argentina.

Por Mariano López Guerrero (marianolopezguerrero@gmail.com)

 

Si bien la Masonería siempre ha estado vinculada a una idea de misterio y secretismo, y sobre todo, a un mundo reservado para hombres; en los tiempos que corren, las mujeres avanzan con una Logia propia, aunque presentan un perfil de mayor apertura, dado que aseguran que quieren dar a conocer su existencia; y afirman estar abiertas a sumar a nuevas mujeres que estén interesadas en ingresar a la Logia.


Eso sí, los ritos y las jerarquías siguen respetándose a rajatabla, tal como lo vienen haciendo los Masones hombres desde hace siglos y por eso, ante el pedido de este cronista, la entrevista puede hacerse, únicamente, con la Gran Maestra, la Dra. Mariela Rodríguez Ruiz, vía telefónica.

Las masonas serranas prefieren mantener su anonimato, incluso nuestra interlocutora local, quien solo oficia de nexo.

 

-Dra., desde cierta ignorancia, uno imaginaba que la masonería era cosa de hombres. Y ha sido casi casual enterarme de que también hay una organización femenina…

-Usted sabe que la Masonería existe hace siglos, pero nosotras, en realidad este 6 de julio estamos celebrando los 16 años de la creación de la Gran Logia Femenina. Las masonas y los masones, están a lo largo y lo ancho de todo el mundo y hacemos lo mismo que se viene haciendo desde hace más de 300 años, pero “aggiornado” a nuestros días. La búsqueda es trabajar primero en uno, para cultivarnos espiritualmente y de esa manera, sostener valores como la igualdad, la libertad y la fraternidad y ser ciudadanos protagonistas de la sociedad en que vivimos en estos momentos. No construimos catedrales, como hacían antes los primeros masones, sino que hoy estamos absolutamente convencidas que tenemos que ser ciudadanas comprometidas con la realidad de nuestro país.

 

Nosotras cobijamos mujeres que llevan pañuelos verdes, y que llevan pañuelos celestes, pero nuestra primera bandería es la libertad de conciencia, la libertad de pensamiento.

 

-¿La creación de una Logia Femenina sigue una lógica similar a las de varones?

-Definitivamente. Lo que pasa es que hay una diferencia entre tener más de 300 años a tener 16, con todo lo que eso conlleva. La verdad es que nos ha costado bastante, primero, asentar los fundamentos de la masonería femenina en el país y nos sigue costando un poco, porque bueno, a las mujeres nos cuesta todo un poquito más.

-¿Hay mucha resistencia masculina?

-Creo que en buena medida, hubo alguna reticencia, pero con el correr de los años, se ve que va mejorando notablemente y ya hay otra actitud hacia nosotras. De hecho, nosotros hicimos nuestra “Tenida Blanca”, que es donde nos mostramos a la sociedad, en la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones. Es decir, que nos prestan el lugar de los varones para hacer nuestra tenida, así que, fehacientemente esto está cambiando. La apertura se está dando, sin lugar a dudas.

 


“DISCRECIÓN”

 

“Tenidas” es la denominación que en el argot masónico se les da a las reuniones; y puede haber varios tipos. Algunas de ellas, se desarrollan solo con miembros de la Logia y otras, pueden tener lugar con la presencia de algún “profano”; es decir, alguien externo a la organización. Esos rituales inaccesibles, los simbolismos propios y las jerarquías, rodearon siempre a la Masonería de incontables mitos.

-La Masonería siempre ha estado cubierta por un manto de, digamos, “desconfianza”, por parte del grueso de la sociedad. ¿Es por mantener las reuniones y las identidades de muchos de sus miembros en secreto, por sus rituales, que se han alejado de la comunidad?

-No. Yo creo que lo que hay es curiosidad, más que alejamiento. Porque de alguna manera, todos hemos estudiado en el colegio que en este país, quienes lograron las gestas independentistas, fueron Masones todos, o casi todos. Nueve Presidentes de este país y 14 Vicepresidentes, han sido Masones. Yo no creo que haya una mala prensa, sino que sobre algunos aspectos, como el secreto, puede haber alguna curiosidad. ¿Qué significa el secreto? Nosotros le llamamos “discreción”, sobre algunas cuestiones que pasan cuando nos reunimos. Y nuestros rituales, son iguales a lo que pueden suceder en una misa católica. No digo que sea una misa, sino que hay sucesos que se repiten. Y eso sí lo guardamos para nosotros. Pero por el resto, estamos saliendo a la calle. De hecho nosotros estamos hablando y le estoy contando un poco de nuestra historia, que nada tiene de secreta.

 

Tandil forma parte de nuestra organización y desde hace varios años que están trabajando las hermanas, como nos denominamos nosotras. Y estamos abiertas porque queremos ser más.

 

-¿Cómo se hace uno/a masón/a? ¿Es necesaria alguna condición social o económica especial?

-La realidad es que en la Masonería ha habido de todo. Y somos la misma muestra de la sociedad. Para ser masona, hay que ser mayor de 18 años y tener la firme convicción de ser libre. Es decir, que no se ingresa por ningún tipo de coacción, porque no nos atamos a dogmas. Y decimos ser libres y de buenas costumbres. Y usted dirá que lo de “buenas costumbres”, tiene una carga de subjetividad muy importante. Buenas costumbres quiere decir, ser una buena persona, ser una ciudadana comprometida o por lo menos querer serlo. Tener el afán de mejorar, de crecer, de estudiar, de compartir, y de esa manera, generar espacios donde se provea a la sociedad de mayor libertad, de mayor igualdad y de mejor fraternidad.

-Me decía que les dio un poco de trabajo romper la resistencia masculina a la creación de la rama femenina. ¿Es impensable una logia mixta?

-Hay logias mixtas. Nosotras elegimos formar parte de una Logia Femenina, como los varones tienen sus logias masculinas. Pero las logias mixtas, existen. Hay espacio para todos, para aquellos que quieren trabajar con su propio género y para aquellos que lo quieren compartir, sin ningún tipo de problemas.

 

GÉNERO

 

La Dra. Rodríguez Ruiz es médica y ejerce su profesión en un hospital público en Capital Federal. Actualmente detenta el cargo de Gran Maestra, por el que fue elegida por sus hermanas, que renuevan autoridades cada tres años. Pero el universo masónico femenino, está ocupado también por estudiantes, empleadas, amas de casa, jubiladas…

-¿Cuál es la mirada de la Logia sobre las cuestiones de género que hoy marcan la agenda pública?

-El año pasado, en el 8M, fue la primera vez que la Gran Logia Argentina salió a la luz, y se hizo visible. Y en la marcha de Ni Una Menos, que consideramos que era el espacio, porque era transversal y como nosotras mismas decimos, incluimos mujeres de diferentes credos políticos, religiosos, de diferentes estratos sociales y nos pareció que era el espacio para salir y visibilizarnos y lo hicimos de esa manera. Nos vestimos de negro, porque de esa manera nosotras concurrimos a las tenidas y llevamos un cartel que decía “Mujeres Libre Pensadoras”, con toda la carga emotiva y política que significa esto, porque estamos comprometidas con lo que nos está pasando, a todas las mujeres, a todos los varones y a toda la sociedad.

-¿Es decir, que como institución no adoptan una posición, sino que avalan la libertad de pensamiento?

-Absolutamente. Y le agradezco esto que usted está mencionado porque es tal cual lo está diciendo. Nosotras cobijamos mujeres que llevan pañuelos verdes, y que llevan pañuelos celestes, pero nuestra primera bandería es la libertad de conciencia, la libertad de pensamiento y que sin lugar a dudas, el Estado y todos debemos proveer a esta sociedad de educación, de salud, que sea libre, gratuita, universal y de calidad.

-¿Y dentro de la Masonería hay libertad de culto también?

-Absolutamente. Hay mujeres que ejercen algún culto, otras que ninguno, que se llaman agnósticas. Y todas convivimos de una manera completamente enriquecedora.

-Se lo pregunto porque siempre se dijo que la Masonería está enfrentada al Catolicismo.

-Bueno. De hecho, esta semana, donde estamos saliendo a la luz, he recibido notas en detrimento de esto, justamente de grupos católicos.

 

Quienes lograron las gestas independentistas, fueron Masones casi todos. Nueve Presidentes y 14 Vicepresidentes, han sido Masones. Yo no creo que haya una mala prensa, sino que sobre algunos aspectos, puede haber alguna curiosidad.

 

 

TANDIL

 

En Tandil se conformó lo que se llama un “Triangulo”, denominado “Cantera de Luz” y depende directamente de la Gran Logia Femenina de Argentina. El “Triángulo” se compone de 3 Maestras y, actualmente, dos Aprendices.

Comenzó a funcionar como tal en nuestra ciudad en el mes de febrero de este año y en la ciudad de Azul, hay otro “Triangulo” que se instaló en la misma fecha.

Las Hermanas Maestras del Triángulo de Tandil también pertenecen a la Logia Mar de Luz N°6, de Mar del Plata.

Las masonas tandilenses aseguran “off the record” que la organización “está abierta a todas las mujeres que tengan interés en su crecimiento personal y se comprometan a colaborar desde sus lugares, por una sociedad mas igualitaria, fraterna y libre. En este momento esta integrada por profesionales universitarias, estudiantes y empleadas”.

-La verdad, doctora, que desconocía la presencia de Masonas, en esta ciudad…

-Tandil forma parte de nuestra organización, de la Gran Logia y desde hace varios años que están trabajando las hermanas, como nos denominamos nosotras, que están en constante relación con hermanas que están en Azul y en Mar del Plata. Y estamos abiertas porque queremos ser más.

-Querer ser más, ¿No implica tener que darse a conocer más y eso, a su vez, exponerse más?

-Nuestro objetivo es que se conozca que existimos. Porque no es sabido que existe una Logia Femenina, que la había en Argentina y más, que la había en Tandil. Entonces, primero, queremos que se sepa esto. Y segundo, que si alguna de las mujeres tiene curiosidad, por supuesto, que sepan que hay un espacio en Tandil, en el que hay mujeres que están absolutamente comprometidas con la sociedad tandilense y que hace mucho que están trabajando y que quieren dar a conocer la masonería femenina y la que esté dispuesta, puede formar parte de nuestra Gran Logia.

-¿Quiénes son las Masonas en Tandil?

-Nosotros preferimos no decir quién es masón o masona. Cada uno tiene la libertad de contarlo sobre sí mismo, pero no sobre otros. Es parte de la discreción de la que le hablaba al principio. Es por eso que las entrevistas las concedemos solo quienes formamos parte de la Comisión Directiva a nivel nacional, que somos las que habitualmente nos mostramos. Pero puedo decirle que hay de todo tipo de profesiones y de todas las edades.

-Pero entonces, por lo que me dice, es posible que en Tandil, algunas de las mujeres con un perfil más proactivo en cuestiones de la comunidad, digamos, sean masonas…

-Podrían ser…, podrían ser.

 

Nosotros preferimos no decir quién es masón o masona. Cada uno tiene la libertad de contarlo sobre sí mismo, pero no sobre otros.

 

Quienes deseen contactarse con la Gran Logia Femenina Argentina, para conocer más, pueden hacerlo en el sitio www.granlogiafemenina.org.ar

 

UNA HISTORIA DE MASONES

 

La Masonería en Tandil tiene una larga trayectoria que comienza el 30 de enero de 1873 cuando la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones otorga la Carta Constitutiva a la A. y R. L. Luz del Sud N°39, quedando así instalada la primera logia operativa de la ciudad de Tandil, impulsada por la necesidad de hacer justicia y defenderse de posibles nuevos ataques similares al drama histórico de la matanza de los “gringos y masones” del Tandil, en enero de 1872 organizada por el “Tata Dios”, Jerónimo Solané, con sus gauchos fanatizados, a los cuales se les había prometido la salvación si derramaban la sangre de los enemigos de la religión.

Desde su inicio, la masonería en Tandil actuó como un canal de comunicación entre lo privado y lo público, procurando influir en la dirección de la sociedad abarcando otras esferas como la opinión pública a través del semanario Luz y Verdad (1 de mayo de 1900), la cultura con la creación del Centro Bernardino Rivadavia en 1901(actual Biblioteca) y la Sociedad Belgrano amigos de la Educación, la beneficencia con el Asilo San Juan (actual Hospital Municipal) y la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos.

Las mujeres desde ese entonces tuvieron un rol protagónico a través de la Sociedad “Hermanas de los Pobres”, institución filantrópica creada el 6 de enero de 1888 con el auspicio de la Logia Luz del Sud N° 39. Estaba integrada por las esposas y hermanas de los masones, tenía como finalidad la atención de las necesidades de los sectores más pobres y colaboraban en la administración del Asilo San Juan. Se reunían los domingos en la sede de la Logia. Con la creación del Hospital Municipal en 1888 se puso a cargo de aquellas mujeres la tarea de ejercer la caridad a través de la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos.

Asimismo, editaban mensualmente la revista La Luz desde el 31 de julio de 1888 y en noviembre de 1889 aparece la Revista Mensual de la Sociedad “Hermanas de los Pobres”, que luego fue trimestral.

“La rica historia de la Masonería en Tandil nos convoca y compromete para construir los cimientos de la Masonería Femenina en nuestra ciudad, con el fin de engrandecer la Orden incorporando a toda Mujer que compartiendo nuestros valores, golpee las puertas del Templo”, señalaron, en el cierre, las mujeres del Triángulo “Cantera de Luz” de Tandil.

Tags

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios

Notas relacionadas