Miércoles 14 de Nov de 2018 | 13:0 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



Solicitan asistencia para una mujer con dos hijos que vive en extrema precariedad

SOLIDARIDAD

Ana Jaramillo armó como pudo una casilla en un terreno que ocupó en la calle González Pacheco 2183, en el barrio Movediza, pero las condiciones en las que vive, junto a sus dos hijos menores de edad, son de extrema vulnerabilidad. Asegura que desde Desarrollo Social no la asisten “porque este terreno es tomado”, aunque Raúl Escudero anticipó que tratará de gestionarle una solución.

Ana tiene 10 hijos en total, pero actualmente, solo viven con ella los dos menores. La mujer pide a la comunidad “que me ayuden, porque no es bueno como estamos viviendo”.

Eso hace referencia a la precariedad de la casilla que habita con los dos niños, construida con chapas y nylons, calefaccionándose con una salamandra y rebuscándoselas recogiendo cartones, aluminio y chatarra, para tratar de venderlos y conseguir algunos pesos que les permitan comer.

“Hace rato que estamos así –cuenta Ana a los medios que la visitan, convocados por Raúl Escudero, quien quiso visibilizar su situación-. Tengo los tirantes todos quebrados, en cualquier momento, un viento fuerte nos va a tirar todo el techo encima. He pedido ayuda, pero como este es un terreno tomado, no te dan nada”.


Ana lleva cinco años en ese lugar y recuerda que la casita que habita, “la levanté yo, como pude. Fui trayendo chapas, nylon, está todo atado con alambre”, señala, mientras quienes están allí reconocen los enormes riesgos de desmoronamiento que presenta la precaria estructura.

La mujer asegura que reiteradamente fue a pedir ayuda al Estado local, “pero llegó un momento que no quise ir más ni golpear más puertas. En la municipalidad hay 9 cartas mías, pidiendo alimentos, un vivienda... Siempre me decían que no, que no me podían dar nada porque yo figuraba con diez hijos y como eran tantos hijos, no me podían meter en ningún barrio, porque era para dos o tres, nada más”.

“Llega un momento que te cansas y decís, que sea lo que Dios quiera y vivamos como tengamos que vivir”, se resigna.

Actualmente, la mujer tiene la tarjeta gris, pero insiste en que “llega un momento que preferís irte a un monte, porque te cansas que te digan que no, que no se puede, que no hay. Ya no querés ir más”, relata.

Ana sale todas la tardes y hasta la noche “a cartonear, a juntar chatarra, aluminio, junto cosas, y vamos subsistiendo con eso”, en tanto que cuenta que sus dos hijos asisten a la Escuela 22.

La mujer agradeció especialmente “a Escudero que se acercó un día a mi casa y gracias a eso tuve para comer. Me ayuda con mercadería. Porque no tenía nada”.

Quienes puedan y deseen colaborar con esta familia, pueden comunicarse al 154 37 56 51.

“OCUPAR UN TERRENO NO PUEDE SER UNA CONDENA”

Raúl Escudero fue quien convocó a la prensa para mostrar la situación de Ana y anticipó que impulsará “una campaña, con la Municipalidad, que creo que tenía un Banco de Materiales, iremos a golpear las puertas de Cáritas, para ver de qué manera podemos levantarle algo que le de un poco mas de dignidad para vivir a Ana y a sus hijos”.

Y apuntó al argumento de la falta de ayuda a la mujer, presuntamente por estar usurpando el terreno donde tiene su casilla. “Acá nomás se regularizaron 150 terrenos usurpados por la comunidad paraguaya, entonces me parece que el hecho de que alguien usurpe, lo hace por una necesidad. No porque no quiera vivir en el centro en un Prestige”.

“La ocupación no puede ser una condena para que nunca más el Estado municipal se pueda ocupar de su situación social. Estas situaciones la vive mucha gente. Se siguen dando”, agregó.

Tags

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.

Comentarios

Notas relacionadas