Jueves 18 de Oct de 2018 | 19:53 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



Argentina ¡No al aborto!

"Nuevas leyes promulgadas en los Estados Unidos han hecho posible que los recién nacidos o bebés no deseados sean entregados a diferentes lugares, conocidos como refugios seguros, sin hacer preguntas y sin sanciones penales". 

"El bebé tiene que estar ileso y no debe mostrar signos de negligencia o abuso. Para entregar a un bebé no deseado, sigue los siguientes pasos.


1
Determina si tu bebé está dentro de la categoría de edad apropiada para la entrega legal. Las leyes para dejar al bebé, son comúnmente conocidas como "Leyes del bebé Moisés" (en inglés, "Baby Moses Law") y "Refugios Seguros", y varían de estado a estado. Las edades cubiertas bajo la ley van desde los 3 días de nacido al año. Si el bebé es un poco mayor a lo que tu estado permite, todavía puedes dejarlo, pero puede que tengas que consultar con un abogado antes de hacerlo. Para obtener más información sobre la categoría de edad que permite la entrega de bebés en tu estado, consulta el sitio web de la National Safe Haven Alliance en: http://www.nationalsafehavenalliance.org/states, habla con un abogado, o ponte en contacto con el instituto de asistencia social de tu localidad o agencia de servicios de protección infantil.


2
Decide quién va a dejar al bebé. En la mayoría de estados se permite que la madre, padre, o cualquier adulto que tenga la custodia legal deje al bebé. Algunos estados permiten que cualquier persona lo haga, siempre y cuando la madre lo permita. Revisa la legislación de los estados en el sitio web de la National Safe Haven Alliance, en tu agencia local de asistencia social de servicios a la infancia, o consulta a un abogado para determinar quién puede dejar al bebé.



3
Determina dónde vas a entregar al bebé. Los lugares donde puedes dejarlo legalmente varían de estado a estado. Revisa las leyes de tu estado, pregúntale a tu abogado o consúltalo en el sitio web de la "National Safe Haven Alliance", para conocer los lugares de refugios seguros que se encuentran en vigor. Cada estado permite que un bebé ileso sea entregado a un empleado de servicio en un hospital con licencia. Otros lugares de refugio seguro pueden incluir: Las estaciones de policía y bomberos. La mayoría de los estados han designado a la policía y las estaciones de bomberos como lugares de refugio seguro. El bebé debe quedarse con un empleado de servicio de estos sitios.


4
Decide qué información debe acompañar al bebé (si la hay). Si bien todos los estados dejan que la madre o persona permanezca en el anonimato, algunos le darán un cuestionario a la persona que entrega al bebé, el cual puede ser dejado en cualquier buzón de correo, una vez terminado. El cuestionario contiene preguntas sencillas sobre la historia clínica del bebé, así como información sobre cualquier condición grave que la madre o el padre puedan tener. También puedes elaborar un documento sencillo, que contenga la fecha de nacimiento del bebé y todas las condiciones médicas graves por parte del padre, madre o familia, con el fin de que el bebé reciba todos los cuidados que necesite.

 
5
Prepárate para dejar al bebé. Algunas cosas que debes hacer son:

Alimenta al bebé. Asegúrate de que el bebé esté bien alimentado. Que no sea necesario que vuelva a comer, por lo menos durante un par de horas.

Báñalo. Lava bien su cabello, con jabón y champú de bebé.

Vístelo adecuadamente. Un buen consejo a seguir es vestir al bebé como tú misma lo harías. Por ejemplo, si hace frío afuera y estás usando pantalones largos y una chompa, viste al bebé con un pantalón largo y una chompa.

 
6
Entrega el bebé. La mayoría de las leyes estatales requieren que entregues al bebé a un adulto responsable, que trabaje en el lugar de refugio seguro de tu elección. Para ello:

Elige a un empleado adulto o miembro del personal. Puede ser la enfermera de un hospital, el oficial de policía de una comisaría, o el pastor de una iglesia.

Dile al adulto que has elegido que el bebé no es deseado y que lo estás dejando en conformidad con las leyes de refugio seguro de tu estado.

Entrégale el bebé, junto con sus mantas, botellas o juguetes, así como cualquier escrito que hayas elaborado que, por ejemplo, contenga el nombre del bebé, fecha de nacimiento y la historia médica.

Posible por obtener la información médica, la edad del bebé, y alguna otra información. No tienes que contestar las preguntas ni proporcionar ninguna clase de información.

En la mayoría de los estados, a los niños se les da un brazalete de identificación numerada cuando son recibidos en un lugar seguro. Una copia de este puede dársele a los padres como una ayuda para localizar al niño y reunirlo con sus padres más tarde, en caso de que esto se dé.

Si quisieras hablar con alguien de forma anónima acerca de dejar a un bebé no deseado, puedes llamar gratis al 1,888,510,2229, la línea confidencial de crisis de la National Safe Haven.

En algunos estados, se requiere que el proveedor de un refugio seguro procure no darle información a nadie acerca de las repercusiones legales de entregar al bebé. No dejes que esto te asuste.


Advertencias
Después haber dejado a un bebé en un lugar seguro, tienes una cantidad muy limitada de tiempo para cambiar de opinión. Se cancelan todos los derechos de los padres si no actúas a tiempo.

Entregar a tu bebé solo es legal si sigues las leyes específicas de tu estado.

En la mayoría de estados estadounidenses, el privilegio del anonimato y la inmunidad se pierden si hay alguna evidencia de abuso o negligencia infantil".

Referencias
•         http://www.nationalsafehavenalliance.org
•       http://www.childwelfare.gov/systemwide/laws_policies/statutes/safehaven.cfm
•         http://safehavenlaws.uslegal.com/

Escribe: Elías Peuscovich

Tags

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.

Comentarios

Notas relacionadas