Jueves 24 de Mayo de 2018 | 10:12 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil



Piden la declaración de la Emergencia Tarifaria para el partido de Tandil

MARCHA

Se concretó esta tarde la Marcha contra el Tarifazo. Fue organizada por la denominada “Multisectorial contra los Tarifazos”. Recorrieron el centro de la ciudad y en la explanada de acceso al Palacio Municipal, leyeron un documento.

Con un buen marco de vecinos, dirigentes gremiales, militantes políticos y algunos concejales, se concretó la marcha anunciada bajo el lema “No al tarifazo en Tandil”, con cánticos que llegaron a las figuras de Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Miguel Lunghi.

Fue organizada desde la denominada “Multisectorial contra los tarifazos”, y a lo largo del recorrido desde la puerta del Rectorado de la Unicen, pasando por el microcentro, hasta llegar a la puerta del palacio Municipal, se vieron banderas y representantes de la CTEP, la CCC, la Multisectorial contra el Tarifazo, la Mesa Intersindical Tandil, La Cámpora, Unidad Ciudadana, Patria Grande, y los concejales Rogelio Iparraguirre, Dario Méndez, Ariel Risso y Silvia Nosei.


EL DOCUMENTO


Nos encontramos aquí reunidos todos los sectores  agredidos por los tarifazos en los servicios públicos  que desde hace dos años sufrimos los argentinos. 

Es necesario que el gobierno Nacional, Provincial y  Municipal escuchen el grito de “Basta de Tarifazos”  que expresa la ciudadanía, para poner un freno a la  brutal transferencia de ingresos que significan dichos  aumentos. Desde que asumió Macri, el gas aumentó  más del 1.300% y la luz más de 1.500%, bajo la excusa  de realizar una “readecuación de tarifas”. Podemos  observar algo que el Gobierno trato de desmentir, los  fuertes tarifazos fueron una transferencia fenomenal  de recursos desde el bolsillo de los trabajadores,  comerciantes y empresarios hacia las arcas de las  empresas privadas de servicios. Con la excusa de que era necesario actualizar las tarifas para así poder contar con fondos suficientes para invertir y mejorar el servicio, miles de familias hoy hacen malabares  para poder pagar la boleta de luz o de gas. 

Claramente, el impacto de las subas de las tarifas no es igual en lo que respecta a los distintos sectores  sociales, los sectores menos pudientes no sólo se ven  perjudicados porque gastan una elevada parte del  salario en las tarifas, alimentos y alquileres, sino que,  además, y teniendo en cuenta el caso del gas natural  y en garrafa, son los que habitualmente hacen frente a  servicios más caros. Aquellos que no tienen la  posibilidad de acceder a una red de gas natural se  ven obligados a comprar garrafas que han  experimentado una suba de precio descomunal en los  últimos meses.  
   
Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda  muestra que en el año 2015, el peso promedio de una canasta de servicios públicos rondaba el 6% del  salario mínimo, mientras que en el 2018 este  porcentaje subió al 21 por ciento. En este sentido, la  Argentina pasó de estar última en 2015 al tercer  puesto en 2018 detrás de Venezuela (33%) y Chile  (23%). 

En el año 2015 el promedio mundial de subsidios,  según el FMI, a la energía eléctrica por habitante era de 640 dólares, mientras que en la Argentina era de  413 dólares, en los EEUU destinaron 2177 dólares,  China lo hizo en 1652 y España en 521. 

Con el argumento de la baja del déficit fiscal, que  ascendió del 2,3 % en 2015 a 3,2 % proyectado para  2018, (eso antes de los descalabros financieros  provocados por la devaluación del peso y el creciente  peso de la deuda externa) se carga sobre la  ciudadanía el costo de haber quitado impuestos a los  sectores concentrados de la economía. 


En los últimos dos años y medio subió la proporción  de los impuestos regresivos, como el IVA, los  impuestos a los Créditos y Débitos Bancarios, a los  Combustibles, Internos, etc. que son cobrados sin  distinguir el poder adquisitivo del contribuyente. Este  grupo aportaba en promedio el 55,24% de la  recaudación hasta 2015, mientras que su  participación creció al 61,54 por ciento en la  actualidad. En cambio, los impuestos progresivos, que  se abonan en función de la mayor renta o patrimonio,  bajaron del 44,76% al 39,46% en el mismo período. En a creciente inflación, junto con los tarifazos, y las  paritarias por debajo de ellos, trae aparejado grandes  problemas, a la economía doméstica de los  trabajadores, a la subsistencia de los comerciantes y  a distintos sectores producción, conformándose un  círculo vicioso, con un marcado descenso del  consumo que genera pérdida de puestos de trabajo,  alza de precios y cierre de comercios. 

Desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia, la  inflación acumuló un 100 por ciento de  aumento, mientras que los salarios lo hicieron en un  promedio del 60 %, de esta manera, a mediados del 2018, y al cumplirse dos años y medio de gobierno macrista, el poder adquisitivo del salario ha caído 8% en el mejor de los casos y 14 % en el peor. 

La administración de Macri y Vidal vienen llevando su  slogan “Cambiemos” también al bolsillo de los  argentinos. En el comercio y la industria la fuerte  caída de los niveles de consumo, sumado a un alza de  los costos, y a las dificultades para sostener niveles  de actividad, hacen que estos sectores sufran un  sideral incremento de costos que se traslada a precios o se reducen gastos, que en la mayoría de los casos,  importan reducción de jornadas laborales,  suspensiones o despidos de trabajadores.
 
Un modelo basado en la especulación financiera, la  apertura indiscriminada de la economía, la fuga de  capitales, la dolarización de los servicios públicos y  los combustibles, y la exportación de materias primas sin valor agregado y con cada vez menos regulación ( quita de retenciones, no rendición de divisas )  generan un País con exclusión para la mitad de sus  habitantes.
 
Seguiremos haciendo oír nuestras voces para que se  retrotraigan las tarifas de servicios públicos. 

La USINA POPULAR y MUNICIPAL de TANDIL no puede  estar ajena a todo lo que nos está pasando, es  necesario que adopte medidas para morigerar el  impacto en comercios e industrias y garantizar el  acceso domiciliario al sistema eléctrico de todos los tandilenses.  
 
 
Por todo esto solicitamos al Concejo Deliberante de  Tandil: 
 
– Declaración de EMERGENCIA TARIFARIA para el  partido de Tandil. 
 
– Solicitar al Ejecutivo Nacional y Provincial:

– Que retrotraiga las tarifas de luz, gas y agua a  los valores vigentes a Noviembre de 2017. 

– Que se amplíe la Tarifa Social para los que  tengan ingresos menores a tres salarios mínimos,  vitales y móviles. 

– Que se incluya en la Tarifa Social a Clubes de  Barrio, Centros Asistenciales públicos, Comedores Comunitarios, Centros Culturales, Bibliotecas  Populares y ONG’s. 

– Que los aumentos en Gas Envasado tampoco  superen el porcentaje de aumento salarial. 
 
– La creación de un comité de crisis tarifario en el  ámbito del poder legislativo y ejecutivo. 
 
– Que el Estado municipal garantice el acceso y  permanencia a los servicios públicos, arbitrando todos  los medios a su alcance para garantizarlo. 
 
– Que se retrotraigan las Ordenanzas 2505, 5791 y  9495, a los valores vigentes a Noviembre de 2017, y que sean actualizados mediante el coeficiente de  variacion salarial para los usuarios residenciales, y en el caso de las Pymes y pequeños y medianos comercios , en base al índice de precios mayoristas del Indec .

– Que los ingresos percibidos mediante las actualizaciones en las nombradas Ordenanzas que no figuren en los Presupuestos vigentes del Municipio de Tandil sean destinados a garantizar el acceso a los servicios públicos para usuarios residenciales y comerciales que el Comité de Crisis determine.

Tags

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil

Comentarios

Notas relacionadas