Viernes 21 de Sept de 2018 | 5:18 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



La gente no entiende mis miedos -Las fobias especificas-

ESCRIBE JUAN M. FLORIT $datos[

En el DSM-IV (Manual Diagnostico Estadístico de Los Trastornos Mentales), la fobia específica se define como un temor acusado y persistente que es desencadenado por la presencia, o anticipación de la misma, de un objeto o situación específicos que no necesariamente representan un peligro real.

Lic. Juan M Florit. Psicólogo Clínico.

Los criterios diagnostico

En el DSM-IV (Manual Diagnostico Estadístico de Los Trastornos Mentales), la fobia específica se define como un temor acusado y persistente que es desencadenado por la presencia, o anticipación de la misma, de un objeto o situación específicos que no necesariamente representan un peligro real.


El individuo, sujeto o paciente, debe o frecuentemente reconoce que el miedo es excesivo, exagerado, poco razonable o irracional. El miedo tiene que estar asociado con un malestar subjetivo y/o de­terioro funcional, frecuentemente acompañado por una inmediata respuesta (activación simpática) de ansiedad y la evitación sistemática del objeto o situación temidos.

En algunos individuos, la evitación fóbica es mínima, aunque la exposición a la situación produce con toda segundad niveles intensos de ansiedad.

Diagnostico diferencial.

Las fobias específicas se pueden diferenciar de otros trastornos fóbicos basándose en los tipos de situaciones que se evitan así como en las características asociadas al trastorno. Por ejemplo, es probable que los individuos que evitan un conjunto de situaciones específicas asociadas de forma típica con la agorafobia (p. ej., multitudes, conducir, lugares cerrados) reciban un diagnóstico de trastorno por pánico con agorafobia, espe­cialmente si el centro de la aprensión en la situación temida es la posibilidad de experimentar un ataque de pánico. De igual manera, una persona que teme y evita situaciones que entrañan evaluación social (p. ej., hablar en público, cono­cer a nuevas personas) es probable que reciba un diagnóstico de fobia social o ansiedad social. En estos casos claramente no estamos hablando de fobias especificas...

Signos "prodrómicos" en los niños.

Resulta fundamental la detección por parte de los papas de los signos y síntomas que, si bien no constituyen un trastorno, son el caldo de cultivo del mismo.

A estos síntomas los llamamos prodrómicos, ya que resulta extremadamente frecuente que, si se presentan en la infancia, sean indicadores o precursores de un proceso de construcción del cuadro clínico, trastorno  o la fobia.

Evitación sistemática o aversión a realizar actividades o estar cerca de objetos, elementos o animales que no siempre ni necesariamente representan un peligro real. Son niños aprensivos e hipersensibles a quienes les cuesta modular las respuestas de miedo.  También se presentan, desde la infancia, pautas evitativas ante estos estímulos ambientales y, se ser expuestos, manifiestan estados significativos de ansiedad y reacciones de huida. Muy frecuentemente los papas no realizan una consulta argumentando "yo de chico era así" como si esto justificara sostener el sufrimiento en sus hijos.

Si un niño con estas características tiene padres sobreprotectores, que en nombre del amor alejan a su hijo de los estímulos fobigenos en vez de facilitar la exposición-desensibilización a los mismos, seguramente desarrollara una fobia infantil o en la adolescencia.

Consideremos que la evitación de cualquier estimulo que genere una respuesta de huida, sin representar este mismo un peligro real, generara tarde o temprano una fobia.

El dilema de las Fobias Especificas

Las fobias especificas dado su amplísimo abanico de posibilidades -yo diría infinito-, presenta dificultades para que algunos pacientes detecten sus miedos como exagerados o desmesurados. Por qué pasa esto??  frecuentemente algunas fobias se presentan ante objetos situaciones o animales que francamente representan "cierto grado de peligro". Visto así, muchas personas justifican sus temores o miedos y retrasan la consulta psicológica hasta que la cosa se pone difícil, recién ahí realizan la consulta. Asimismo, estas fobias también pueden presentarse ante animales totalmente inofensivos, como un canario, un ratón o una mosca.  También ante cualquier tipo de insectos como una hormiga  o un grillo.

Otras fobias son clara o evidentemente irracionales y al paciente le resulta dificultoso, por mas malabares mentales, justificaciones o racionalizaciones, no ver lo que experimenta como algo extraño o patológico. 

Algunos ejemplos son. Fobia a las pelusas, a los botones, a la tierra, a los agujeros, a la oscuridad, a los fantasmas, a los reflejos, a "ciertos ruidos" o a objetos de uso cotidianos como autos, peines, vasos, monedas y un larguísimo etc. Como vemos, puede haber tantos tipos de fobias como humanos hay en el mundo.

En general, la fobia específica es el diagnóstico más frecuente de los trastor­nos por ansiedad y se encuentra entre los de mayor prevalencia de todos los tras­tornos psicológicos. La prevalencia estimada durante toda la vida para la fobia específica se encuentra alrededor del 15 % entre las mujeres y del  8 % en los hombres.

La Génesis del Trastorno

La cuestión no radica en "a que le tengo miedo" sino al proceso de desarrollo y construcción de la patología,  que frecuentemente no tiene relación con un evento objetivamente traumático.

Estos cuadros clínicos no se constituyen a partir de un trauma, sino que son construidos progresivamente a partir de la evitación y a lo largo de los años, es decir longitudinalmente. 

Con esto no estoy diciendo que un evento traumático no sea pasible de generar una fobia especifica, sino que no es suficiente. Las fobias se constituyen como tales a partir de largos periodos de evitación de la situación o objeto temidos.

Hay esperanza??  por supuesto!!!!

Las Terapias Cognitivo-conductuales presentan altas tasas de eficacia, (yo diría del 100 X 100 si el tratamiento se realiza adecuadamente) ya que se trabaja no solo con los contenidos mentales, sino con las conductas concretas y su ambiente o contexto.

Las ideas que sostienen los miedos del fóbico son puestas a prueba confrontando al paciente con sus miedos y así rompiendo el patrón evitativo que no le permite realizar nuevas experiencias de aprendizaje en dirección a la salud y la recuperación de su vida.

Espero que el Articulo de hoy le haya resultado, al menos, interesante y constructivo.

Continuare torturándolos con conceptos extraños y trastornos raros el domingo que viene.

Saludos y buen domingo!!!!

 

        Juan Martin Florit. Lic. en Psicología.

  • Consultas  Tel:      2494492136.    
  • Facebook:              www.facebook.com/actmindfulness/
  • Psicólogo clínico.(TCC-ACT- individual y  Terapia Sistémica-Familiar nfantil)
  • Intervenciones institucionales en Conductas pro-sociales, prevención y tratamiento de Bullying.
  • Disertante.
  • Columnista del Diario ABChoy.

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios