Sábado 21 de Julio de 2018 | 12:1 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



La UTA presiona para que Río Paraná cumpla y los trabajadores descreen de sus objetivos

TENSA SITUACION

La polémica comenzó cuando 8 gremialistas de Mar del Plata llegaron a Tandil. Morel debe poner todo al día o no puede seguir funcionando. Empleados bloquearon la actividad en la Terminal por unas horas. Esperan una reunión clave para el miércoles.

ientras en horas de la madrugada conocíamos los detalles de un accidente en el que se vio involucrado un micro de la empresa Río Paraná, ocurrido a las 5, a 30 kilómetros de Las Flores, en Tandil la situación comenzaba a ponerse tensa ante el planteo del gremio -laUTA- a nivel regional que amenazaba con parar la actividad si el empresario Mario Morel no normalizaba sus deudas con empleados, el estado y el mismo gremio.

Los empleados de la empresa local, al tomar conocimiento de la situación, resolvieron congregarse en la misma empresa, por el acceso que da a la calle Garibaldi entre Saavedra y Moreno, y realizaron una asamblea para conocer la situación a la espera de los gremialistas que llegaban de la ciudad de Mar del Plata.

La decisión gremial había sido comunicada al delegado en Tandil de la UTA, Gustavo Morales, y este a los trabajadores que de inmediato, rechazaron la posibilidad, destacando que si aceptaban parar la actividad, la situación de Río Paraná se podría agravar.


Al arribar la delegación con gremialistas, encabezada por Adrián Giménez, de la Regional Mar del Plata, hablaron con los empleados que insistieron en su rechazo a parar la empresa, y luego algunos empleados junto a los sindicalistas se reunieron en el sector de oficinas con el presidente de la empresa Río Paraná, Mario Morel.

Fue largo y extenuante el encuentro, donde hubo presencia hasta de un escribano, con la intención de firmar un acta donde quedara reflejada la postura de cada parte que, los gremialistas foráneos no aceptaron rubricar, y se quedó, en principio, en la posibilidad que la empresa presente documentación sobre lo que se le pide para normalizar la situación y poder seguir funcionando que se concretaría este miércoles en horas de la mañana.

Si bien en algún momento se habló de una reunión con el líder de UTA a nivel nacional, Roberto Carlos Fernández, al atardecer no se descartó que su segundo, Rubén Domínguez viniera a Tandil junto a Sergio Medina, el líder marplatense de la organización gremial.


EL CORTE EN LA TERMINAL DE OMNIBUS

En el medio de esta situación, algunos trabajadores de la empresa Río Paraná resolvieron ir con los micros y cerrar los accesos y egresos de la terminal de ómnibus de Tandil a la espera de definiciones, aunque poco antes de las 22, se levantó con el objetivo de no quedar como responsables de la paralización de la actividad, como pretendían hacer los gremialistas que llegaron a la ciudad.

En ese momento, algunos empleados que hablaron con integrantes de este Portal de Noticias mostraron su enojo por algún empleado que “trabaja poco” y “cobra como todos”, pero que fue puesto “a dedo” desde el mismo gremio ya hace bastante tiempo.

Mientras se produjo el bloqueo, salió un micro de la propia empresa que debía partir a las 18, y también arribaron otros como el de El Rápido y más tarde el Expreso Vela, luego se normalizó la actividad.


LA PALABRA DEL DIRIGENTE MARPLATENSE Y UN EMPLEADO LOCAL

El representante de la Regional Mar del Plata de UTA que llegó a Tandil, Adrián Giménez, habló con algunos medios presentes en el lugar, entre los que se encontraba este Portal de Noticias, y comenzó su charla asegurando que “hay una realidad, se ven posturas distintas, nosotros las entendemos, pertenecen a Río Paraná, son compañeros de 15 o 20 años en la empresa y se ha creado una psicosis, porque una empresa hace 15 días inicio los viajes entre esta ciudad y La Plata, y creen que venimos en representación de ellos, y no es así, venimos para que se respeten las condiciones laborales y normativas que no cumple la empresa”.

Añadió que “hoy se dio esta situación, por un punto límite, hablamos con Mario (Morel), y tendrá una reunión en central. Nosotros respetamos la decisión de nuestro secretario general Sergio Medina, y mañana estaremos acá a las 7 de la mañana para seguir hablando con nuestros compañeros”.

Al plantearle que los empleados creen que vienen a cerrar la empresa y que venga otra firma a hacerse cargo, afirmó que “no es lo que planeamos, la intención es preservar las fuentes de trabajo, pero también que el empresario cumpla en tiempo y forma con liquidaciones, remuneraciones de enero, hay alguna falencia que la viene teniendo de un tiempo atrás, y también un requerimiento de seguridad e higiene, en realidad son muchas cosas. Y solo le puedo decir que ellos van a seguir trabajando, y no vamos a decir que empresa porque queremos que siga Río Paraná, pero esto es claro, tiene que pagar en fecha, a nuestros compañeros, las deudas en Afip y previsionales, solo él sabe si puede pagar. Y va a ir a Buenos Aires a reunirse con quien sea para definir su situación y la situación de su empresa”. 

También reiteró que “estamos aca por los empleados, no somos quienes para decir que empresa viene. Hace 15 días una empresa pidió un permiso, y ese problema lo tenemos, pero también porque no cobran en tiempo y forma. Entendemos a los compañeros que tengan temor por su puesto de trabajo, pero les podemos asegurar que van a seguir teniendo el trabajo”, y reconoció que “tenemos acá un delegado, y venimos pocas veces, pero cada vez que venimos pedimos por la continuidad laboral, no planteamos el cierre de Río Paraná, sí que cumpla con los requerimientos”.

Cuando se le insistió por la posibilidad de cierre de la firma marcó que “acá no hay que estar cerrados, hasta puede haber un acuerdo con el propio gremio, que sería con los trabajadores que es a quienes representamos. Ellos entienden que venimos a boicotear a la empresa, y no es así. Defendemos la fuente de trabajo. El que quiera entender que entienda, respondemos a nuestro secretario general, que mañana va a estar acá, hasta ese momento no se define nada. La reunión va a ser acá y esperemos que se pueda encontrar una solución de cumplimiento a los requerimientos que presentamos en el ministerio de trabajo”.

En ese momento, escuchando lo que decía el gremialista, intervino uno de los empleados que oía atentamente lo que nos decía a los medios, y señaló que “ellos vienen a cortar la empresa, tengo 20 años en Río Paraná, me llamo Leonardo Belaunzaran. No le conozco la cara a este señor, en 20 años, dice que es mi compañero, que viene a interceder por nosotros, y lo que vemos es que no quieren permitir sacar los servicios, en vez de venir a buscar la solución, se ponen en contra de los trabajadores, y tiene que quedar en claro que no la paramos los trabajadores. El gremio de alguna forma coerciona de alguna forma para que lo hagamos”.

Retomó Giménez, cerrando que “no tenemos interés con ninguna empresa, mañana Medina está acá, nada más, las irregularidades se fueron permitiendo, desde hace mucho tiempo, una flexibilización, es verdad, pero esto se da justo en el momento que Plusmar aparece en el mercado. No estamos acá para crear una psicosis. No tuvimos ninguna conversación con Plusmar, como vamos a hablar con otra empresa, la solución se tiene que dar dentro de Río Paraná y eso es lo que vamos a buscar”.

Leonardo Belaunzarán, junto a otros compañeros siguió marcando sus diferencias con el gremialista marplatense que llegó a la ciudad.

“Sentimos que no vienen a ayudarnos, es verdad que tenemos deficiencias, pero somos de Tandil y apoyamos a Morel. Las condiciones, son similares en la mayoría de las empresas, obvio que hay líderes que no tienen tantos problemas, la parte mala, es que no nos dejan trabajar, porque la empresa no la pararon los empleados, el sindicato está de alguna forma esto”, destacó.

Y dijo que “nosotros no tenemos delegado, hace 10 años, no lo necesitamos, hablamos en forma directa con el patrón, siempre atiende nuestras necesidades, los problemas de cada uno. Sergio Medina no nos representa, aunque hago un aporte sindical, al menos no debería representarme de esta manera. Vamos a esperar la reunión, levantamos la medida en la terminal porque no queremos perjudicar a los vecinos de Tandil. Y esperando la determinación de esta gente. Si hay cortes a la empresa en otros lugares, como Necochea y Mar del Plata”.

También expresó que “no entendemos la forma en la que nos quieren representar. Si nos representan, debería escucharnos, y si hay 40 empleados que le decimos que no estamos de acuerdo con el paro deberían acatar esto. El vino con 8 delegados a meter presión. Que iban a venir en Colectivos con gente, si eso no es presión, que es?. Queremos trabajar, nada más. Las condiciones bien, con problemas, lo macro, tiene que ver con Morel, y las decisiones las deberá tomar él, pero eso es de la empresa. Además sabemos que hay puertas para que este hombre tenga continuidad”.

Por último, manifestó que “no quisieron firmar un documento donde los empleados decimos que no aceptamos su postura. Y el Ministerio de trabajo hizo un acta donde se justifica la determinación que ellos están tomando, y el acta no se firmó. No hay nada, solo el de arriba y no sabemos quién está detrás de esto. Hay muchas suposiciones, si es una presión, somos una empresa de servicio, y defendemos los puestos de trabajo dentro de Río Paraná hasta que tengamos la posibilidad. Morales está con nosotros, probablemente tenga consecuencias pero está a favor nuestro y no del gremio”.

Tags

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios

Notas relacionadas