Viernes 20 de Julio de 2018 | 1:16 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil



Que son las profecías autocumplidas o el llamado "efecto Pigmalión" -y como nos afectan-

ESCRIBE JUAN M. FLORIT $datos[

Una profecía autocumplida es una falsa definición (creencia) de una situación o persona que evoca un nuevo comportamiento en la misma o las mismas (este fenómeno es tanto grupal o social, como individual), el cual hace que la falsa concepción se haga verdadera.

Una concisa explicación para no caer en las garras de los estafadores.

Le parece absurdo, ridículo o difícil de creer???  pase, lea, piense en sus propias experiencias y después me cuenta....

El sociólogo Robert K. Merton -esta vez no fue un psicólogo!!!- quien acuñó las expresión “profecía autocumplida” y formalizó su estructura y consecuencias.


En su libro Teoría Social y Estructura Social, Merton define una profecía autocumplida así:

Una profecía autocumplida es una falsa definición (creencia) de una situación o persona que evoca un nuevo comportamiento en la misma o las mismas (este fenómeno es tanto grupal o social, como individual), el cual hace que la falsa concepción se haga verdadera. Esta validez engañosa perpetúa el error. El poseedor de la falsa creencia, percibirá el curso de eventos o acontecimientos como una prueba de que estaba en lo cierto desde el principio.

La Profecía y el mito de Pigmalión

Pigmalión es la versión griega del mito Chipriota, conocido a partir de la obra -Las metamorfosis- de Ovidio, poeta Romano -43 AC-, en la que se presenta a Pigmalión como un escultor (y rey de Chipre) enamorado de una estatua que había hecho él mismo. De ahí el nombre de Efecto Pigmalión.

Pasemos a la explicación teórica:

Una profecía autocumplida es una falsa creencia que, directa o indirectamente, lleva a su propio cumplimiento.

Le parece absurdo, ridículo o difícil de creer???  pase, lea, piense en sus propias experiencias y después me cuenta.

Este proceso implica a tres eventos psicológicos y conductuales -siempre es relacional- lo que implica que resulta imprescindible un mínimo dos personas para que se cumpla la profecía:

Pasos o procesos del fenómeno:

Tener una falsa creencia sobre alguien -o uno mismo-.

Tratar a la persona -comportarse- de una forma que encaje con tu falsa creencia.

La persona debe responder -comportarse- en función del trato que recibe, confirmando la falsa creencia.

Por tanto, una profecía positiva o negativa, declarada como verdad aunque sea falsa, podría influenciar suficientemente a una persona -influenciable o sugestionable- como para que sus reacciones y su conducta la lleven a cumplir o transformar esa creencia en una acción concreta.

 

 ¿Qué es una falsa creencia?

Una falsa creencia es una creencia, idea o concepto que no coincide con los fenómenos del mundo, uno mismo y los demás. Puede ser positiva o negativa. Por ejemplo, puedes tener la creencia de que una persona es capaz de hacer o no hacer algo si información que lo confirme. O creer en algún fenómeno del mundo que no tiene respaldo científico.

 

La vidente y la profecía:

Si alguien a quien le atribuimos algún poder mágico, nos predice que nuestra "media naranja", nuestra persona ideal, tendrá ciertas características (físicas al menos) el ingenuo y manipulado creyente de esta/e profeta, cada vez que se cruce con alguien con las características predichas inevitablemente enviara un mensaje no verbal (mirada, atención, demostración de interés), sin darse cuenta por supuesto, a esa persona. Si esta persona le presta atención se toma el interés del otro para confirmar la profecía, y si esa persona no le presta atención también se toma esa información para confirmar la profecía (este no era el que me dijo la pitonisa que sería mi media naranja, era otro); como vemos en este ejemplo, lo que creemos nos lleva a eliminar la información que recibimos del contexto que pueda contradecir una creencia (hipótesis) que nos genera bienestar y tranquilidad, que resulte disonante o contraria a nuestras necesidades o deseos.

Por otro lado, tendemos a tomar la información que corrobore o confirme lo que nos resulte agradable creer o sea consonante con nuestras necesidades, creencias, intereses o valores.

La cuestión resulta ser que nuestras creencias y los esquemas mentales dentro de los que funcionan son las que se encargan de seleccionar que tipo de información tomamos de la realidad y cual descartamos. Es por ello que decimos que no vemos la realidad como es, sino como somos nosotros o como nos gustaría que fuera según nuestras necesidades, valores, miedos, creencias en fin....

A partir de una falsa creencia se trata a la persona en una forma que coincide con ella y la persona puede que comience a responder a ese trato confirmando esa creencia. A su vez, la persona puede empezar a dudar de si misma o creer en sí misma, dependiendo del tratamiento que recibe.

Una profecía autocumplida es un poderoso efecto psicológico cuando tus expectativas de las habilidades de otra persona, influyen en cómo se ve a sí misma esa persona.

Las profecías autocumplidas se comenzaron a estudiar en el entorno escolar. Robert Rosenthal (1973) examinó como las maestras influenciaban en el rendimiento escolar. Encontró que era probable que las maestras trataran a sus estudiantes de acuerdo a sus creencias:

“Creando un ambiente cálido y amigable para los estudiantes, dándole oportunidades para desarrollar sus habilidades y proporcionando retroalimentación basada en el desempeño”.

En el famoso experimento llevado a cabo por Rosenthal, se comunicó a los maestros de primaria que tres alumnos habían puntuado más que los demás en pruebas de aptitud. También se les dijo que no les trataran de forma diferente.

Al final de año, se les pasó de nuevo las pruebas y esos tres alumnos puntuaron por encima de los demás. Lo interesante es que en la prueba inicial de aptitud los tres alumnos indicados habían puntuado como el resto de los alumnos.

El poder de las expectativas; los paralelismos o similitudes de este fenómenos en el nivel individual y el social.

¿Por qué las falsas creencias de otras personas influyen en cómo nos vemos a nosotros mismos?

De acuerdo a la Teoría de la autoverificación (Swann, 1987), la gente experimenta una necesidad básica de confirmar sus autoconceptos, incluido el modo en que se ven a sí mismos. Además,  quieren hallar armonía entre sus percepciones y la información nueva que les llega.

Esta teoría sugiere que es "placentero existencialmente" confirmar el autoconcepto, incluso si es negativo; la persona se sentiría congruente al observar que su percepción coincide con la de las demás personas.

Por ejemplo; verificamos o confirmamos las falsas creencias de otras personas actuando conforme a ellas, y esto nos da un sentido firme de identidad. Tratamos de vivir de acuerdo a un rol/función y así cumplimos la profecía. 

        Juan Martin Florit. Lic. en Psicología.

  • Psicólogo clínico.(TCC-ACT- individual y  Terapia Sistémica-Familiar)
  • Intervenciones institucionales en Conductas pro-sociales, prevención y tratamiento de Bullying.
  • Coordinador de grupos en discapacidad intelectual: autonomía, socialización, recreación, AVD e  integración.
  • Disertante.
  • Columnista del Diario ABChoy.
  • Consultas  Tel:      2494492136.    
  • Facebook:              www.facebook.com/actmindfulness/

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897

Comentarios