Martes 23 de Enero de 2018 | 12:46 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Baracoa -  Indumentaria Deportiva - 9 de Julio 818 | Tel.: (0249) 442-3935 / 154-506909 - Tandil



Una nueva queja contra la empresa de transportes “El Rápido”

Corresponden a una situación generada entr4e los días 17 y 18 de octubre pasado. El damnificado elevó queja al Subsecretario de Transporte bonaerense.

La nota enviada a nuestra redacción, dice lo siguiente:

Sr.
Lisandro Perotti
Subsecretario de Transporte
de la Provincia de Buenos Aires
Presente   
     

Por medio de la presente quiero expresar los hechos ocurridos el día martes 17 y miércoles 18 de octubre de 2017 y los cuales son motivo de la presente queja.


En dicha fecha viajé con la empresa El Rápido desde la ciudad de Tandil a Mar del Plata con un contingente de alumnos del Colegio San José, Colegio San Ignacio y Colegio de la Sierra, todos de la ciudad de Tandil. El viaje fue contratado solo para la delegación de las escuelas, por lo que salimos de la terminal de ómnibus de Tandil a las 9 horas aproximadamente en la unidad número 5 y nos dejó en la puerta del hotel Satélite, sito en la calle Jujuy 644 de Mar del Plata. 

Junto con mi equipaje, el cual fue despachado en la bodega de la mencionada unidad al igual que los equipajes del resto del contingente, y que dicho sea de paso, nunca se nos entregó un comprobante que identifique tal situación, también llevé una mochila marca Primicia, la cual decidí tenerla junto conmigo durante el viaje para poder seguir trabajando y ultimando detalles del concurso al cual íbamos a participar y un botiquín que las escuelas me cedieron para cualquier eventualidad indeseada. En la mochila había, entre otros objetos, medicamentos propios para el corazón y tiroides, un par de anteojos recetados, una computadora netbook Samsung y una carpeta con documentación de mis alumnos, a saber: fotocopia de documentos de identidad, fotocopias de autorizaciones de los padres para viajar, fotocopias de las fichas de salud de cada uno de los alumnos, fotocopias de las autorizaciones de las escuelas y de inspección con firma de los directivos de los colegios mencionados y de la inspectora correspondiente. 

El viaje transcurrió con total normalidad, como siempre sucedió en cada uno de los viajes de índole académico que realizo desde hace 20 años. Al arribar a la ciudad de Mar del Plata, procedemos a retirar nuestro equipaje de la bodega de la unidad que nos trasladó hasta el hotel. Una vez que el colectivo se retiró, me doy cuenta que olvidé la mencionada mochila, junto con demás objetos de valor no solo material que ella contenía, y el botiquín, que fueran descriptos más arriba. Luego una de las alumnas me comunicó que también había olvidado una carpeta de cuero marca Cardón con documentación importante del concurso.       

Inmediatamente, me comunico con el encargado del El Rápido, sucursal Tandil, Sr. Sebastián Posada, para avisarle de lo sucedido y se comunique con el chofer, de apellido Galeano. El Sr. Posada me informa que al momento de llamar, el colectivo estaba arribando a los talleres. El encargado, luego de comunicarse tanto con el responsable del taller como con el propio chofer, me informa que en la unidad no había quedado ninguna pertenencia olvidada.

Minutos después me presento en los talleres de la empresa contratada en calle Tierra del Fuego y Avenida Colón, destino final del colectivo que nos trasladó. La unidad se encontraba estacionada en la vereda sobre la calle Tierra del Fuego, pido hablar con el encargado del taller quien me acompaña al interior del ómnibus, pudiendo constatar personalmente que la mochila, el botiquín y la carpeta olvidados arriba de la unidad, ya no se encontraban donde las habíamos dejado. 

Al día siguiente, 18 de octubre, me dirijo a la terminal de ómnibus de Mar del Plata, con intenciones de consultar por objetos extraviados para devolver, obteniendo una respuesta negativa por parte de la empresa. 

Acto seguido, y siendo las 12.07 pm, me dirijo a las oficinas de la Subsecretaría de Transportes de la Provincia de Buenos Aires. Allí, una de las personas que atiende me dice que “no se puede hacer nada porque fue un olvido o extravío”, dichos que me resultaron un tanto paradójicos, ya que según prescribe el Artículo 1291 del actual Código Civil y Comercial de la Nación, “el transportista responde por los siniestros que afecten a la persona del pasajero y por la avería o pérdida de sus cosas”. La señorita que atendió mi reclamo, me pide un comprobante que acredite que la mochila fue subida al colectivo, pero, como anteriormente expliqué, en ningún momento se colocó tal comprobante en el equipaje despachado ni en el equipaje de mano. Esta misma persona, también me dice que al ser un extravío “no se justifica un reclamo formal en esa oficina, que cualquier reclamo que efectúe no va a prosperar porque tampoco se abriría un sumario con la denuncia”. De todas maneras y ante mi insistencia, me termina por indicar que me acerque a la oficina de administración de El Rápido y hable con el Sr. Damián Olivera.

El Sr. Olivera se comunica nuevamente con el encargado de los talleres y con el chofer Galeano, recibiendo, previsiblemente, la misma respuesta que anteriormente habían brindado a Posada y a mí: no había ningún objeto olvidado dentro de la unidad. Ante tal panorama, el Sr. Olivera, me dice que la empresa no puede tomar ninguna determinación, a lo que respondo que el viaje fue solo para las escuelas, que no había nadie más que los profesores y alumnos del contingente. 

De regreso a las oficinas de la Subsecretaría de Transportes de la Provincia para dejar asentado por escrito la queja. El Sr. que me atiende me dice que no lleve adelante la acción porque no va a prosperar. Ante mi insistencia para realizar una presentación por escrito, éste, de muy mala manera, me entrega un papel con la dirección de la página web donde debo realizar la denuncia. Cabe aclarar que cuando ingresé a tal sitio web, con intenciones de expresar lo aquí volcado, este se encontraba fuera de servicio para realizar denuncias, inconveniente que hasta el momento no fue solucionado.

Para concluir, como usuario, me sentí totalmente desprotegido ante la inacción, primero de la empresa El Rápido, la cual fue debidamente contratada, y segundo por la falta de comprensión y orientación de la oficina dependiente de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, sucursal Mar del Plata, que se supone debería brindar un servicio y asesoramiento adecuado al usuario que así lo requiera. 

De esta manera deseo expresar mi queja y dejar asentada mi denuncia, que espero sea escuchada y, en el mejor de los casos, prospere y que las pérdidas sean subsanadas.

Muy atte. 
Héctor Oscar Mastropierro   
14913143
Tandil

Tags

Autoservicio El Mago - Av Espora esq Liniers / Lunghi 2242 / Av Falucho 887 - 7000 Tandil

Comentarios

Notas relacionadas