Jueves 23 de Nov de 2017 | 15:13 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil



Según diario norteamericano, médico tandilense realiza 30 abortos por mes

POLÉMICA $datos[

Se trata de una investigación que realizó en nuestro país la periodista del diario Los Angeles Times, Sarah Parvini, quien en su paso por Tandil, charló con ABCHoy. En su informe, refleja que el Dr. Germán Cardoso realiza 30 abortos por mes en su consultorio, a una tarifa de 1000 dólares.

En el medio de la polémica que despertó la entrevista que ABCHoy realizó en mayo pasado con las profesionales a cargo del Servicio de Interrupción Legal del Embarazo, quienes indicaron que llevaban realizados más de cien abortos en algo más de un año de puesta en marcha del consultorio en el hospital público, Tandil vuelve a verse mencionado en un informe sobre el tema.

En este caso, la periodista estadounidense Sarah Parvini, realizó un informe en nuestro país, en el que incluyó una entrevista con el Dr. Germán Cardoso, conocido coloquialmente como el “Dr. Aborto”.

En la nota, (que puede leerse en este link en español: Argentina prohíbe el aborto en la mayoría de los casos; entonces, ¿por qué la tasa es mucho más alta que en EU?), la charla con el médico tandilense se publica de la siguiente manera:


“Germán Cardoso creció en un devoto hogar católico. Su padre era médico y su madre daba clases de catecismo. Él nunca pensó mucho sobre la prohibición de la iglesia sobre el aborto.

Hace unos 15 años, ya con varios de práctica profesional como médico, una mujer mayor llamó a la puerta de su clínica. Le dijo que hacía décadas, Cardoso padre -ya fallecido- le había practicado un aborto. Ahora necesitaba de su ayuda para poner fin al embarazo de su nieta.

El médico se sorprendió al conocer el secreto de su padre y prometió ayudar a la mujer. ‘Me cambió la perspectiva; desde ese momento viví en conflicto’, comentó. ‘Las presiones de la sociedad, mi familia católica, la ley’.

El galeno decidió entonces realizar abortos para evitar que las mujeres arriesgaran sus vidas intentando poner fin a los embarazos por su cuenta. Parecía lo correcto, y se sintió aliviado al descubrir que, a pesar de la norma, era poco probable que se metiera en problemas legales.

La peor situación que le tocó enfrentar fue un allanamiento en su oficina, en Buenos Aires, en 2011. Fue arrestado y detenido durante dos días antes de que el caso fuera desestimado y él volviera a realizar procedimientos.

Desde entonces, trasladó su clínica cinco horas hacia el sudoeste, a la ciudad conservadora de Tandil, donde ha soportado burlas ocasionales en la prensa y hasta actos vandálicos en su clínica, pero nunca fue molestado por las autoridades.

‘Sabía que era malo para mi imagen como médico hacer abortos’, afirmó. ‘No me gusta que me llamen Dr. Aborto, pero no cambiaría lo que hago’.

Ahora con 60 años de edad, Cardoso realiza alrededor de 30 de estos procedimientos por mes, y cobra $1,000 dólares -casi el doble del salario mínimo mensual en Argentina- para las mujeres que pueden pagarlo, y menos para quienes no tienen recursos. Últimamente notó un descenso en los procedimientos debido a la competencia del hospital local, cada vez más dispuesto a proporcionar misoprostol.

La ley en sí proporciona un cierto espacio para los médicos que realizan abortos, ya que permite el procedimiento cuando la salud de una mujer está en riesgo, pero no define qué es ‘salud’. Eso posibilita a los especialistas utilizar la definición de la Organización Mundial de la Salud: ‘Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no simplemente la ausencia de enfermedad o enfermedad’.

‘Si una mujer está deprimida por su embarazo, o si tener un hijo pone en riesgo su bienestar socioeconómico, su aborto es legal’, consideró Cardoso”.

Cuando estuvo en Tandil, donde llegó puntualmente para entrevistar al Dr. Cardoso, la periodista Parvini supo también de la existencia del grupo antiabortista Más Vida, que ha presentado un pedido de informes en la Banca 21, respecto del funcionamiento del Servicio de Interrupción Legal del Embarazo del Hospital Santamarina.

La reportera norteamericana también se entrevistó con representantes de esa agrupación, aunque esas declaraciones no están reflejadas en la nota publicada finalmente en LA Times, con fecha 30 de octubre.

Link a la nota en inglés

Tags Aborto

Comentarios