OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Autoservicio El Mago - Av Espora esq Liniers / Lunghi 2242 / Av Falucho 887 - 7000 Tandil



La Federal allanó un estudio jurídico y una imprenta por una causa de estafa

OPERATIVO

Los procedimientos se realizaron este jueves en Montevideo al 100 y Pinto al 1000. También se allanó una escribanía en la ciudad de Azul. La causa tiene tres sospechosos, pero aún ningún imputado.

La historia comenzó hace cuatro meses, cuando un particular radicó una denuncia en la Fiscalía Federal de Tandil, a cargo del Dr. Pablo Larriera, en la cual presentó documentación que fue utilizada para el inició de una investigación enmarcada en la causa FMP 9070/2017, bajo la carátula “NN sobre averiguación de delito”.

Concretamente, el denunciante hizo referencia a la posibilidad de que se hubiera falsificado “una escritura”, y otros documentos presuntamente “apócrifos” que podían definir una compraventa de un inmueble. 

Desde ese momento y hasta la fecha, la tarea de los investigadores consistió en la búsqueda de elementos probatorios, inicialmente con la documentación presentada por el denunciante, y más tarde, con los testimonios que se iban obteniendo.


También se avanzó con escuchas telefónicas, para encontrar una conexión entre los sospechosos y terceras personas, para determinar si eran simples clientes, o si se podía tratar "de socios" de los responsables de la defraudación.

Con esos elementos, el juzgado Federal de Azul, coincidiendo con las pruebas elevadas, firmó las órdenes de allanamiento, con las cuales se llegó durante la jornada de este jueves a cuatro domicilios en nuestra ciudad, dos particulares, un estudio jurídico y una imprenta; y otro en la ciudad de Azul, donde funciona una Escribanía.

La orden impartida por la justicia establecía buscar todo tipo de documentación relacionada con la causa, o con los sospechosos de la presunta estafa. 

Por lo que se pudo saber, al menos en tres de los domicilios, hubo elementos importantes para la investigación que fueron secuestrados. En un Estudio Jurídico de calle Pinto N° 1089; en una imprenta ubicada en Montevideo 179 y en una Escribanía de la calle Roca 428 de la ciudad de Azul.

Fuentes consultadas indicaron que mientras personal de la Policía Federal trabajaba dentro de la Imprenta, llamaron a la puerta, y al abrir vieron que era otro de los sospechados, que se anotició de la situación y acompañó a otros policías hasta su domicilio, aunque en ese lugar, el resultado habría sido negativo.

En todos los casos, se secuestraron los teléfonos celulares, y también se iba a investigar la documentación referida a los vehículos particulares de cada uno de ellos.

Intentamos hablar, tanto con el jefe de la Subdelegación Tandil de la Policía Federal, Subcomisario Gustavo Gómez, como con el Fiscal Pablo Larriera, y encontramos un total hermetismo, relacionado  -seguramente- con la necesidad de cerrar la investigación y aportar todo lo actuado al magistrado que entiende en la causa, el Juez Federal de Azul, Dr. Martín Bava.

Por lo que se pudo conocer, hay al menos tres personas sospechadas, y se trata de determinar con los elementos recogidos en los distintos allanamientos, el grado de responsabilidad de cada uno.

En igual sentido, se investiga que grado y tipo de participación podrían llegar a tener los responsables de la escribanía y la imprenta. Si bien, aún la carátula se mantiene como en su origen, con los elementos recolectados podría transformarse a “Falsificación de Documento Público y presunta estafa”.

Tags Estafa

Comentarios