Martes 17 de Oct de 2017 | 0:50 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Autoservicio El Mago - Av Espora esq Liniers / Lunghi 2242 / Av Falucho 887 - 7000 Tandil

Matrimonio de ancianos fue víctima de un nuevo Cuento del Tío

POLICIALES $datos[

Ocurrió el pasado miércoles, cuando una mujer de 85 años de edad fue interceptada por un sujeto en la vía pública y mediante un ardid, logró que la víctima lo condujera hasta su domicilio, ubicado a pocas cuadras. Allí, el delincuente logró embaucar a la señora y a su esposo, y consiguió sustraerles dinero. Además, actuó con una adolescente de alrededor de 14 años, como cómplice.

La maniobra delictiva comenzó en Quintana y Pasteur, por donde caminaba Isabel Pérez, de 85 años, rumbo a su casa.

En esas circunstancias, se le acercó un sujeto a bordo de un automóvil, robusto, de pelo corto, a cara descubierta, con tatuajes en los brazos y acompañado por una niña, quien le preguntó a la señora si no lo recordaba, que se conocían desde hace tiempo, incluso cuando este sujeto era un niño, porque era amigo de la hija del matrimonio y tenía un dinero para dejarle.

Con ese argumento, consiguió la confianza de Isabel, quien lo condujo hasta su casa, para que este individuo dejara el dinero, supuestamente una fuerte suma, destinado a la hija de los ancianos.


Así llegaron a la vivienda ubicada en Pujol al 600, donde estaba Julio Ramón Díaz, de 87 años, esposo de Isabel.

Siempre con el mismo engaño, el delincuente logró ingresar a la casa y llegó hasta la habitación del matrimonio y sustrajo alrededor de $7000 de la jubilación de los abuelos.

En un departamento contiguo, vive la hija de Isabel y Julio, María Díaz, y hasta allí logró ingresar el malviviente, donde encontró unos $3000 más.

Mientras tanto, la menor de edad quedó afuera de la vivienda, hasta que el hombre, de unos 30 años, concluyó que en el domicilio “no había un lugar seguro” para dejar el dinero, por lo que luego se encontraría con la hija del matrimonio, “en persona”.

Así logró retirarse del lugar con el dinero sustraído, hasta que los dueños de casa advirtieron que habían sido estafados y robados y dieron aviso a la policía.

Las autoridades reiteran a la ciudadanía “especialmente a personas mayores de edad, tener en cuenta este tipo de situación con personas desconocidas que puedan utilizar el engaño para ingresar a sus domicilios y sustraerle elementos de valor. En caso de tener alguna situación similar antes de permitir la entrada a su domicilio de personas desconocidas, llamar al 101 emergencias policiales”.

Tags

Notas relacionadas

Comentarios