Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Autoservicio El Mago - Av Espora esq Liniers / Lunghi 2242 / Av Falucho 887 - 7000 Tandil

El padre Fernando pidió por Maldonado en la homilía y recibió quejas y apoyos

$datos[

El padre Fernando Lede Mendoza hizo mención en su homilía de ayer a las 19 al "compromiso que tenemos los cristianos con el otro" y habló de "la desaparición de un muchacho". Un hombre se puso de pie indicándole que "no se debe hacer política" en la misa. La concejal mandato cumplido María Rosa Toncovich, presente en el lugar, al terminar la bendición del padre, dijo en voz alta: "estoy compartiendo la misa en Tandil en la casa de todos los cristianos y cristianas y me pregunto dónde está Santiago Maldonado".

ABCHoy contactó hoy a Toncovich para que relatara el suceso vivido. Indicó que ocurrió "en la Misa del domingo a las 19 horas en la Parroquia del Santísimo Sacramento. Estaba ahí, lo viví, voy a ser totalmente objetiva. En la homilía, Fernando, manifiesta que tenemos que poner más énfasis en el compromiso que tenemos los cristianos con el otro y entre otras cosas, habla de la desaparición de un muchacho, un joven, ni siquiera nombra a Santiago Maldonado” y "en el mismo momento, un feligrés, se pone de pie desde su lugar, dice que es política, que no tiene nada que ver con la misa”.

“El padre le dice que es un tema que nos está pasando a todos, bien, de buena manera. A mi interpretar le dice lo que realmente debe ser, que es un ser humano, una persona, que no tenemos que estar ausentes de esos temas, que nos toca a todos desde lo humano, de ninguna manera que es desde lo político”, aseguró.

Agregó que el hombre volvió a interrumpir a Lede Mendoza "diciendo que no se debe hacer política”.

“Desde mi opinión, no estaba haciendo política, solo poner a los cristianos los pies sobre la tierra. Integrarnos un poco más a los problemas que pasan alrededor, mucha gente se mira el ombligo y van a misa a cumplir socialmente y no cumplir con Dios. No son coherentes en su vida cotidiana con ir a misa todos los domingos. Nos conocemos todos, estas rezando y al lado está qué se yo, vaya a saber quiénes son, aunque todos sabemos quiénes somos, donde vamos y de que vivimos cada uno. Muchos tienen la hipocresía de salir a hablar de estas cosas”, disparó.

Luego, se le preguntó por el comportamiento del resto de los feligreses en el lugar y Toncovich afirmó que tenía entendido que "esta persona no se retiró de la misa, creo que se quedó, yo estaba en las ultimas quintas filas, para adelante un solo matrimonio se levantó y se fue. De atrás no creo que se fuera nadie. No era irse, por dónde pasa la fe, ante una apreciación que no te gusta, te vas, por dónde pasa la tolerancia, ponerse en el lugar del otro, se lee todos los días en la Biblia. No dije nada en ese momento, cuando el señor empezó a hablar más fuerte, y el padre le quería contestar y no podía, que se trataba de una persona y demás, algunos aplaudimos. Y siguió la misa”.

La exconcejal continuó relatando que “cuando termina y el padre da la bendición, yo desde mi lugar, digo en voz alta, yo estoy compartiendo la misa en Tandil en la casa de todos los cristianos y cristianas y me pregunto dónde está Santiago Maldonado”.

“El problema ocurrió antes de comulgar. Después los feligreses comulgaron. Cuando llegó la bendición final, antes que el laico diga “vayamos en paz”, ahí fue que manifesté eso”, informó.

También señalo que, desde su punto de vista “en todos y cada uno de los lugares, quienes creemos que es una manera de visualizar la desaparición lo tenemos que hacer. Lo hice más que nada, cuando nos desaparecieron nuestros familiares y compañeros, porque la Iglesia jugó un papel -en su mayoría- muy difícil, no podíamos manifestarnos en ningún lado. Hoy, en democracia, la Iglesia es de todos los cristianos, como siempre lo fue, no es de unos pocos, es de todos, y también de los que opinan diferente. Cuando se rezó por el campo, por la 125, no salió nadie a reprochar eso. Nunca pudimos hacer una misa por los desaparecidos. Porque hay que decir por el nombre o las personas que tal o cual cosa, siempre tuvimos esa cautela”.

“Al contrario, siempre con el respeto al otro. No nos tiene que decir que "es un lugar para". Es mi punto de vista. Como cristiana practicante, es lugar para un reclamo de justicia. De hecho se pide todos los días por los pobres, los que están solos, los que están presos, por eso también pedimos por Santiago que está desaparecido. Y no es un pedido político. Si alguno lo politiza es un problema de ellos”, consideró.

“Tengo total autoridad para hacerlo, la historia me da, los chicos más jóvenes, les ha pasado en el colegio Lasalle, los alumnos pidieron expresarse, pidiendo la aparición, y tampoco es política. Es el ser humano”, enfatizó.

Trajo a colación “una frase que recorre las redes que tanto pesan ahora, y donde muchos aprovechan el anonimato. “Pedir por la aparición no se hace ni facho ni kirchnerista, ni radical, ni de Cambiemos. Simplemente te hace humano. Ponerte en el lugar del otro”".

Por último, recordó que “en la época de la dictadura a los curas comprometidos que hablaban de la realidad y defendían a los pobres los hicieron desaparecer. Los asesinaron. Como a Angelleri, Mujica, los palotinos, etc. Cuando te quieren hacer callar es otra forma de hacerte desaparecer. Hay que tener mucho cuidado con estas cosas”.

A esta opinión, se suman otras, en el mismo sentido, y también hay de aquellos que critican la actitud del presbítero, poniendo en esas palabras una actitud "política" que dicen "no corresponde" en la casa del señor. Algunos, los más críticos, aseguran que "fueron varias las personas que se retiraron de la misa" en la noche de ayer.

Comentarios