Viernes 18 de Agosto de 2017 | 9:42 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Autoservicio El Mago - Av Espora esq Liniers / Lunghi 2242 / Av Falucho 887 - 7000 Tandil

Negocios para algunos, riesgo de inundaciones para todos

Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil $datos[

Todas los criterios técnicos y las decisiones de las autoridades locales y provinciales que legitiman el Plan de Desarrollo Territorial, vigente y obligatorio para todos los ciudadanos, se dejan sin efecto a criterio de los concejales actuales y a cambio de dinero. 

Ante el reclamo presentado a las autoridades locales por el desmonte y las inminentes construcciones en la cuenca del Ramal H, el concejal Ersinger  explicó a un diario local “en el año 2015 una firma de Buenos Aires hizo una presentación (…) Era un proyecto muy lindo, de tres cuerpos, con pileta, estacionamiento y respetando el entorno natural, los macizos de piedra y los árboles. En ese momento la empresa (Cavia SAC.I.F) recibió de parte del Municipio el tema de que tenía que pagar 1,5 millones de pesos en concepto de Convenio Urbanístico por la famosa Participación de la Renta Extraordinaria”(Nueva Era, “Alerta Rama H, La incertidumbre como común denominador”, 24 de Julio de 2017)

De este modo, se naturaliza cambiar lo dispuesto por el Plan de Desarrollo Territorial, a cambio de dinero y presentando un “lindo proyecto”.

No sólo se consagra una vez más una ofensiva desigualdad ante la ley, se ejercita una discrecionalidad  que naturaliza obscenamente que  se  exima de cumplir al plan cuando se trata de un proyecto lujoso a cambio de dinero.  Así cabe preguntar, con el criterio expresado por Ersinger,  ¿Los ricos podrían comprar el ordenamiento que les conviene? ¿Bastaría con que los particulares presenten proyectos “muy lindos” a criterio de algunos concejales para cambiar el ordenamiento que le hacen cumplir a los ciudadanos con menores recursos o menor poder de lobby? 

Además,  es justamente el cambio de indicadores lo que aumenta el valor inmobiliario de una parcela, por lo cual la excepción, bajo la forma del convenio urbanístico, genera una ganancia extraordinaria  y lo que paga el particular no es más que una ínfima parte de la ganancia que crea el propio municipio al habilitar la excepción. 

El dueño no tiene una gran superficie  edificable con varios lotes. Tiene una gran superficie de un área serrana que escurre al Ramal H, cuyas condiciones geológicas e hidrológicas  no habilitarían  a loteo y construcción (Ord. 11198), y en un área de la ciudad categorizada como Barrio Parque, donde si se pudiera construir, sólo estaría permitida una vivienda familiar (Ver Imagen 1).  

Es inadmisible que las autoridades desconozcan lo anterior, poniéndole precio a la modificación de normas a gusto y placer del negocio especulativo de turno, en lugar de hacer cumplir el Plan de Desarrollo Territorial vigente. 

Las acciones y / u omisiones tienen consecuencias, estas son el aumento del riesgo de inundaciones que sufrirán otros ciudadanos, en otros barrios de la ciudad, los cuales en su inmensa mayoría cumplen con el Plan de Ordenamiento. No sólo se perderían valores inconmensurables para los cuales no hay precio. Los daños y costos monetarios superarán con creces lo obtenido por el Municipio a través del convenio.

Asamblea Ciudadana en Defensa de las Sierras de Tandil

Comentarios