Martes 17 de Oct de 2017 | 10:20 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil

Tras el alta, inician la reconstrucción de la vivienda

SOCIAL

El sábado cuando se despertaron, comenzó la odisea. Hoy con el alta de Romina, se completó la pareja. A la tarde, volvieron al departamento, y junto a familiares ven que se puede salvar y que cosas necesitan.

Recordamos que el sábado, aproximadamente a las 3 de la madrugada, se generó el incendio en el interior del departamento ubicado en Pellegrini 1672, donde viven Romina Correa (21) y Samuel Ledesma (25).

Fueron sacados con ayuda de vecinos y un efectivo de la policía Local, luego de haberse resguardado del fuego, dentro del baño.

Samuel Ledesma, fue dado de alta el domingo, algo más de 24 horas del hecho, por encontrarse recuperado, y Romina Correa, tuvo que esperar hasta hoy martes, -debido a que de cuidados intensivos pasó a una sala común-, para salir del Hospital, ya recuperada y con ganas de iniciar el proceso de recuperación de su hogar.


No obstante, la joven, aún debe cuidarse, porque la afectación de las vías aéreas le dio un broncoespasmo y principio de asma por la inhalación de monóxido de carbono y continuará con su tratamiento de manera ambulatoria.

Por la tarde, concurrieron al departamento de calle Pellegrini 1672, y primero junto a la madre de uno de ellos y un hermano, recorrieron el lugar viendo que se pudo salvar y que no.

Allí, en diálogo con este Portal de Noticias, la madre de Samuel dijo que “menos mal que se despertaron y fueron al baño, fue una cadena de situaciones positivas, y los vecinos que llegaron, y que los ayudaron a salir, es un milagro que estén con nosotros”.

Por su parte, Samuel reconoció que " pasó lo peor, hay que tener paciencia ahora, tenemos que ver cómo seguir, estamos los dos sin trabajo, lo que agrava la situación”.

Con respecto al episodio del sábado en el departamento indicó que “No recuerdo casi nada, nos despertamos, no sé si por el humo, o de casualidad, y nos salvó. Nos metimos en el baño, y después con la ayuda de vecinos pudimos salir y estamos bien”.

La mamá ante nuestra consulta, sobre el inicio del fuego, si se confirmó que fue de la moto que allí se encontraba, dijo que “creemos que no fue el gas del combustible de la moto, porque si hubiera sido eso, la explosión hubiera tirado la pared la ventana o la puerta del frente”.

Y amplió que “me parece que fue un cortocircuito en cables al lado de la cortina de la ventana que da a la calle, y fue avanzando para afectar toda la parte de delante de la casa”, aunque aclaró que “la cama, se salvó, no así la ropa, la perdieron toda”.

Ya consiguieron los vidrios de la ventana (que están puestos) una mesa y sillas para la cocina, y necesitan, fundamentalmente durloc para reconstruir el cielorraso, alacenas, bajo mesadas, y todavía no saben qué va a pasar con la cocina, la heladera y el lavarropas (que están siendo revisados para ver si se salvan)”.

Si bien todavía no hicieron un relevamiento completo de lo que les falta, y no quieren pedir nada que no necesiten, las colaboraciones se pueden avisar a los teléfonos (0249) 154-683561 (madre) y (0249) 154 628452 (Samuel)

Tags Incendio

Comentarios