Viernes 23 de Junio de 2017 | 10:40 |
OSDE es la obra social y prepaga que ofrece el más completo servicio de salud

Óptica Santa Lucía - Rodríguez 674 - Tel.: (0249) 442-4453 - Tandil

Salvaje agresión de una patota a un joven

HACE UNA SEMANA $datos[

El episodio ocurrió el fin de semana del domingo 28 de mayo. Un joven fue agredido en Rodríguez y Arana, tras una riña que se inició en un boliche cercano. Un remisero intervino y evitó que la víctima sufriera más agresiones. De todas maneras, el chico golpeado debió ser hospitalizado y luego del alta, sigue la recuperación en su domicilio; mientras que la familia asegura que los agresores están identificados.

De acuerdo a lo que este Portal de Noticias pudo conocer, el pasado domingo en horas de la madrugada, el joven de 26 años, Mariano Tolosa salió con sus amigos y concurrió al boliche Sol Disco.

Dentro del lugar, tuvo un cruce con otro joven, hubo una pelea, y los patovicas del boliche los sacaron a la calle.

Como en ese momento Tolosa estaba solo y no encontraba a sus amigos que estaban dentro del boliche, los patovicas del lugar le pidieron a la policía que lo aleje de esa zona para que no hubiera más problemas.

Lo llevaron en un patrullero pocas cuadras, y lo dejaron en la esquina de Rodríguez y Arana, hasta donde llegaron en otro vehículo los integrantes de la patota.

Según narra el padre del joven, Hugo Tolosa, “mi hijo llegó a casa a las 5 y 10 de la madrugada sangrando por todos lados y con la cara desfigurada, no quería ir al Hospital, pero se le hinchó una parte de la cabeza por los golpes, y lo lleve a la guardia, me lo dejaron internado, recién ayer (por el viernes) le dieron el alta y ahora tiene once días de no poder trabajar por el problema que tiene en el ojo”.


EL TESTIMONIO EXCLUSIVO DE MARIANO TOLOSA

Comenzó contando que “fuimos con mis amigos a Sol, estaba con ellos en la barra del fondo, me alejo de ellos, y voy para adelante a comprar puchos, paso justo donde estaban estos tipos en la barra del medio y uno se acerca, me agarra a las piñas. No sé cómo vino, lo vi, me le cuelgo y me defiendo”.

Al preguntarle si había tenido algún problema previo con uno o más de las personas con las que tuvo ese incidente en el interior del boliche, expresó que “con uno de ellos hace dos meses había tenido un problema en la calle, pero no pasó a mayores, no hubo agresión, solo fueron palabras”.

Y amplió que “ahora me vio solo y me agarró con los amigos. Como la pelea se puso complicada, los patovicas los sacan a ellos, desde afuera me decían vení, y Julio uno de los patovicas me preguntó si estaba solo. Les dije que estaba con mis amigos, pero como estaban adentro, me ofreció que me llevara la policía para sacarme de la zona del conflicto”.

Y relató que “me llevaron hasta Rodríguez y Arana, y me dejaron, porque tenían que volver al boliche. Es evidente que siguieron al patrullero en un auto y cuando me baje a la vereda y la policía se va, se me vienen corriendo. Sabía que uno de ellos juega al futbol, si intentaba correr, me iban a alcanzar, por lo que me paro como para defenderme, pero eran cuatro, se hizo imposible”.

Sobre la agresión Mariano Tolosa dijo que “me dieron con todo, no sé cuánto tiempo fue, pero parecieron horas. Cuando me caigo trato de cubrirme la cabeza y la cara, pero me pateaban la espalda, me pisaban. Justo en ese momento frenó un pibe en un remis que vio que me pegaban, y por suerte se van corriendo”.

El joven contó que “me fui al hospital, ahí me dijeron que no me podían atender, me fui enojado y les dije que si viene alguien apuñalado soy yo. Fui a una estación de servicio y desde ahí me vine para acá”.

En ese momento, interviene en la charla el padre, contando que “golpeó la ventana, eran las 5 y 5 de la mañana, me dice abrí que me cagaron a palos cinco y me rompieron todo. Lo vi todo golpeado y con sangre. Le dije lávate y vamos al Hospital. No quería ir, estuvimos un rato hablando, se le empezó a hinchar la cabeza  y lo lleve al Hospital. Lo dejaron internado, le hicieron una tomografía, y le diagnosticaron traumatismo de cráneo con contusiones, por todos los golpes y hasta una fractura de tabique en la nariz”.

Siguió hablando Mariano Tolosa indicando que “ahora me dieron 11 días de reposo por el golpe en el ojo, y los moretones importantes que sigo teniendo en distintas partes del cuerpo”.

Y volvió el padre a hacer referencia a su presencia en la Comisaría Segunda, “fui a la mañana, hice denuncia, después se presentó en el hospital el comisario Ayala, fue personalmente a ver a mi hijo, nos dijo que se iba a encargar que la denuncia estaba en curso, que va a llevar las pruebas a la fiscalía, hoy me dicen que pidieron las cámaras de calle para revisar y ver si lo que dice mi hijo coincide con lo que se ve en la filmación”.

En cuanto a la recuperación de su hijo afirmó que “hay que esperar. Todavía no sabemos cuántos días de recuperación va a tener. Esto fue el domingo 29, ya pasaron 8 días y sigue muy golpeado y sin poder trabajar, quiero que se conozca para que no le pase a otro joven. Es feo que llegue tu hijo todo golpeado. Un día van a matar a uno y después que hacemos”.

Hugo Tolosa manifestó que “le pedí a la policía que actúen, por ahora solo está la restricción de acercamiento, pero no se si alcanza, el sale solo de su trabajo, y tenemos miedo que se encuentren de nuevo, esta vez la puede contar”.

Insistimos con Mariano para saber si no pudo haber algo especial en la primera vez que se cruzó con uno de los cuatro que luego lo agredieron, a lo que indicó que “no para nada, solo la calentura del momento. Te cruzas, te mirás mal, nada importante, en la vía pública. No daba para una agresión así”

Tu Lugar - Peliquerias Alejo Granata - Belgrano 677 - Tel (0249) 438 7616

Comentarios