Miércoles 29 de Marzo de 2017 | 12:12 |

La Orilla | Resto -  Cafe - Almuerzos, cenas, bebidas y café | Tel. 0249 442-6526

Larreche es la primera “victima” política en Olavarría

DECISION $datos[

La orden habría bajado “desde arriba”. El Popular refiere hoy al renunciante como el factótum de la candidatura del actual Intendente, quien debió irse al año y medio de gestión. 

Luego de un prolongado ostracismo, producto de expectativas altas y resultados medianos en unas elecciones ejecutivas, Jorge Larreche había decidido volver al ruedo político con el hijo de su mejor amigo, un joven absolutamente desconocido hasta entonces, para instalarlo en la comunidad y sentarlo en el sillón principal de la Intendencia de Olavarría. 

Hoy, después un año y medio de gobierno, el hombre calificado como "padre adoptivo" por el propio Ezequiel Galli, debió "negociar" su salida. ¿Por qué? Es difícil saberlo o entender esa movida fuera de la lógica cruel de la política de utilizar fusibles para descomprimir situaciones.

Si bien el hermetismo oficial fue mayúsculo en las últimas horas, algo se fue filtrando. Larreche y Galli venían manteniendo algunas charlas privadas. Se encerraban y hablaban mucho, buscando una salida para descomprimir la situación. 

La respuesta debía ser políticamente eficaz. Pero ¿para quiénes?, ¿para la gente, para la oposición o para una parte de ella? Se sabía sí que el jefe de Gabinete había pasado todos estos días dialogando con el Intendente y a puertas cerradas. Nadie sabía qué hablaban, pero algunos, los más conocedores del código político, suponían que estaban definiendo algo importante.

Efectivamente, la salida de Jorge Larreche era el tema y la orden de separarlo, al parecer, "venía de arriba". Después, y dentro de la segunda línea, se lo menciona también como posible víctima del "huracán Solari" a Gastón Acosta, uno de los hombres, junto con Larreche, también resistido por una parte de la oposición política. 

Y la versión surgió cuando lo habrían visto al secretario de Economía y Administración General entrar al despacho del Intendente. Pero hasta el cierre de esta edición su despido no había sido confirmado.

Tags

Notas relacionadas

Comentarios