Viernes 9 de Dic de 2016 | 14:17 |

Panaderia del Pueblo - Beiro 789 - Tandil - Tel 0249 - 154 587280

Multitudinaria marcha de “Ni Una Menos” por las calles de Tandil

MIÉRCOLES NEGRO

Miles de personas, en su inmensa mayoría mujeres vestidas de negro, se movilizaron este miércoles por la tarde, en repudio a los crímenes ocurridos en el marco de casos de violencia de género. También hubo pedidos de mejores políticas públicas y judiciales para abordar esta problemática y se elevaron reclamos a nivel local.

Tras el paro de mujeres que se desarrolló entre las 13 y las 14 horas, desde las 17, grupos de defensa de derechos humanos, colectivos feministas y representantes de espacios políticos, se concentraron en la Glorieta de la Plaza Independencia, a la espera de la hora de la movilización, pactada para las 18:30.

La columna de manifestantes marchó desde la Plaza, por calle Yrigoyen, hasta Avenida España y desde allí retomó por Rodríguez y finalmente en Belgrano, para finalizar frente al Palacio Municipal.

Allí, representantes de la organización de Ni Una Menos en nuestra ciudad, dieron lectura a un petitorio, recordando que hubo escasas o nulas respuestas en la materia por parte del Estado Municipal, tras la masiva movilización del 3 de agosto del año pasado, cuando la reacción contra los feminicidios y los graves episodios de violencia de género alcanzó un punto de inflexión.

El grupo autoconvocado de mujeres expresó que la movida de ayer, tuvo como objetivo, “alzar la voz y poner el cuerpo, ante los feminicidios, travesticidios y transfeminicidios, que siguen arrebatándonos la vida y para exigir políticas públicas que permitan efectivamente prevenir, sancionar y erradicar la violencia machista”.

Remarcaron que se contabilizaron “20 feminicidios en los 19 días de octubre” y puntualizaron “en el tristísimo feminicidio de Lucía, de 16 años, en Mar del Plata; y el de Marcela, de 54 años, asesinada por su madre por ser lesbiana”.

“Volvemos a encontrarnos en las calles de todo el país, para volver a alojar la voz de las víctimas de la violencia feminicida, para que estas voces no queden inertes y para darle impulso a un diálogo, que visibilice las condiciones de vida y de muerte, de nosotras, las mujeres”, exclamaron.

Con pancartas y banderas, alusivas al reclamo de que se termine con la violencia y las prácticas machistas, la manifestación sostuvo en el petitorio leído y luego entregado a las autoridades municipales, que “en el actual contexto de ajuste, represión y precarización, una mujer es asesinada cada 26 horas. Basta de feminicidios. ¡Vivas y libres nos queremos!”.

“La violencia machista, reproducida cotidianamente por un sistema heteropatriarcal, también mata lentamente cuando coarta libertades, participación política y social, la chance de inventar otros mundos, otras comunidades, otros vínculos. Las mujeres trabajamos, no solo en las tareas más precarizadas y peor pagas, sino también en la enormidad de tareas que hacen al trabajo invisibilizado que es el doméstico y las tareas de cuidado”, reclamaron.

También afirmaron que “todas las mujeres somos víctimas de la violencia machista. Nos matan nos pegan y nos someten a todo tipo de violencias”.

Detallaron desigualdades de género en índices tales como el desempleo, las tareas domésticas, la precarización laboral, la brecha salarial de entre un 30 al 40% con respecto a los varones por un mismo trabajo, etc.

“Ni Una Menos no es ni un ruego, ni un pedido. Es plantarnos de cara a lo que no queremos. Ni una víctima más”, advirtieron ante la multitud.

“Exigimos una justicia a la altura de nuestras necesidades. No más represión ni castigos y basta de policías, jueces y fiscales patriarcales”, sigueron.

En otro tramo del petitorio, se solicitó “abordajes integrales desde el Estado, recursos y personal capacitado para dar respuestas a las mujeres en situación de violencia, campañas de prevención y sensibilización, implementación de la Ley de Educación Sexual Integral en todo el país, que combata estereotipos de géneros y desigualdades”.

“Igualdad de acceso a las tareas laborales e igual salario que los varones por los mismos trabajos. Dejar de ocultar nuestros trabajos cotidianos y nuestros roles de cuidado. Si no producimos el mundo se detiene”, indicaron, entre otros puntos.

También se reclamó por “un Estado laico para poder decidir sobre nuestros cuerpos, basta de persecuciones políticas y libertad a todas las mujeres presas por abortar. Pedimos aborto legal, seguro y gratuito”.

EL RECLAMO A NIVEL LOCAL

Las mujeres de Tandil les reclamaron y exigieron a las autoridades municipales, “la garantía de realización de interrupción legal del embarazo en el hospital público; la atención permanente de una médica legista en la Comisaría de la Mujer y la Familia; la implementación de un servicio de atención telefónica, local, de atención gratuita y permanente a mujeres víctimas o potenciales víctimas de violencia, que asistan instantáneamente a la llamante y derive información de cada caso, al Área de la Mujer del Municipio para que se continúe con la asistencia; institución en nuestra ciudad del Defensor o Defensora del Pueblo; creación de la Comisión de Género en el ámbito del Concejo Deliberante; la creación de una Secretaría de la Mujer, como organismo encargado de la investigación, seguimiento y evaluación de políticas públicas sobre la temática y articulación con el Foro de las Mujeres”.

También pidieron “la instrumentación de una red interinstitucional de asistencia a las víctimas de violencia contra las mujeres; reforzar los equipos interdisciplinarios de trabajadoras de la Casa de Abrigo Marta Pelloni, quienes se desempeñan en su tarea durante las 24 horas, los 365 días del año, para garantizar una atención especializada permanente; incorporación de organizaciones a la mesa local de prevención, protección y asistencia a las personas involucradas en situaciones de violencia en todos sus aspectos; tratamiento en el HCD del proyecto de declaración de Emergencia Pública en materia de Violencia de Género, en sintonía con la ya declarada a nivel nacional y provincial; convocatoria a organizaciones y a la ciudadanía en general, a discutir el proyecto que presentó el Ejecutivo denominado Acceder, ya que entendemos que es una interesante manera de construir políticas públicas en la materia”.

Finalmente, reiteraron el pedido elevado al Intendente Lunghi, el pasado 8 de marzo, de “recibirnos y escucharnos, porque más allá de algunos cambios, entendemos que es necesaria una respuesta acorde e integral por parte del Municipio, que posibilite cambios estructurales”.

Comentarios