Sábado 10 de Dic de 2016 | 23:13 |

Panaderia del Pueblo - Beiro 789 - Tandil - Tel 0249 - 154 587280

Barras de Estudiantes de San Luis “apretaron” al árbitro tandilense Andrés Merlos

GRAVE $datos[

El colegiado estaba dirigiendo el juego entre Villa Dálmine y el local, Sportivo Estudiantes de San Luis. Al término del primer tiempo, con la victoria parcial de la visita, barras puntanos entraron al vestuario de Merlos y, según la denuncia de éste, lo amenazaron de muerte.

Fue otra mancha negra para el fútbol argentino ... Villa Dálmine, el puntero que visitaba al equipo puntano, a los 2 minutos ganaba con un gol de Ruben Zamponi, de cabeza en el área chica. A la barra brava local no le caía nada bien esta derrota parcial en su esperado regreso al estadio Juan Gilberto Funes, en La Punta, y en el entretiempo ingresaron al vestuario del árbitro Andrés Merlos y lo amenazaron.

Por este apriete el segundo tiempo demoró veinte minutos su comienzo. ¿Fue acertada la decisión de Merlos de reanudar el juego después de haber sido amenazado? ¿Cómo ingresaron los barras a una zona supuestamente custodiada?

Pasaron apenas 7 minutos y Sportivo Estudiantes accedió al empate con un gol de Leonel Felice aprovechando un rebote del arquero Carlos Kletnicki. También es cierto que luego fue expulsado Juan Marital, jugador de Sportivo Estudiantes. Así el partido finalizó igualado 1 a 1.

Habrá que aguardar el informe que presentará Andrés Merlos ante el Tribunal de Disciplina de la AFA. Y podría caberle una fuerte sanción al club puntano que tenía todo para vivir su resurrección y ahora se metió en un gran problema por culpa de su barra.

“LO INSULTÉ, COMO CUALQUIER HINCHA”

Desde Toda pasión se comunicaron con el hincha acusado de las amenazas al tandilense. Se llama Gastón Sosa y admitió haber "insultado" al árbitro como "lo hace cualquiera que va a la cancha". El tema es que la amenaza fue dentro del vestuario del referí y "ante testigos" como él mismo dijo. Señaló que los utileros del club estaban presentes.

¿Qué hacía un hincha dentro del vestuario del árbitro? ¿Cómo llegó  hasta ahí? ¿Quién lo dejó pasar? Estas preguntas se contestan fácil: Sosa dijo que suele "colaborar" y "ayudar" a los utileros del club. Este hincha no es ajeno a una institución que está acéfala desde que renunció su presidente y toda la comisión directiva.

Tras la denuncia del árbitro, Sosa fue detenido por algunas horas, aunque ya fue liberado. El barra admitió que tiene otras causas penales por delitos menores y que "nunca estuvo en una penitenciaria". Señaló que lo que pasó con el árbitro se resolverá en un juzgado porque "ahora es la palabra mía contra la de él".

Sosa nunca admitió haber amenazado al árbitro. Siempre dijo que sólo lo había insultado, no desde la tribuna, sino desde en el lugar que el árbitro tiene para resguardar su intimidad.

Tags

Notas relacionadas

Comentarios