Sábado 10 de Dic de 2016 | 23:12 |

Panaderia del Pueblo - Beiro 789 - Tandil - Tel 0249 - 154 587280

Se encadenó en el Municipio porque el vecino no baja la música

PROBLEMAS $datos[

Feliciano Palavecino sorprendió este martes por la mañana, al encadenarse en la puerta del Palacio Municipal, en protesta porque su vecino pone la música muy fuerte durante la madrugada y no le permite dormir. “Ni la policía, ni la municipalidad me dan bolilla. Yo me tengo que levantar a las 6 de la mañana para laburar”, imploró.

Feliciano aseguró estar “harto de que no me den bola. Ya no sé a quién acudir. Llamo a la policía y no me toman la denuncia y me mandan al Municipio. En el Municipio tampoco me dan solución”.

El hombre sufre con un vecino que tiene un comercio al lado de su casa, quien además vive allí y pone la música a un volumen muy alto durante toda la madrugada. “No me deja dormir y yo me tengo que levantar a las 6 de la mañana para ir a trabajar a la obra. Y cuando le digo algo, me manda a vivir al country”.

“Yo necesito alguna solución porque no quiero terminar cagándome a palos con el vecino, ni romper nada, ni ir preso. Yo vivo con mi madre, que es mayor y no quiero que me vea preso. Hay otro vecino que está sufriendo lo mismo, pero no se quiere meter porque tiene miedo”, relató el hombre, quien se encadenó a una columna y llevó un colchón, en caso de tener que pasar varias horas en la puerta del municipio.

Afirmó que esto ocurre en el barrio Tunitas, en Del Libertador, entre Thomas y Fortineros, y que su vecino no atiende los reclamos sobre que baje el volumen de la música, “porque me dice que está en su casa y que escucha música porque se aburre. Yo no pretendo que no escuche música, pero sí que baje el volumen”.

Palavecino sostuvo que “me vengo a la madrugada caminando o en bicicleta a la Primera y no me toman la denuncia, no vienen, me dicen que eso es de la Municipalidad. Pero en la Municipalidad tampoco me dan solución. Me mandan a mediación. A la chica de mediación ya la tengo cansada y la verdad que no quiero ir más porque no le encuentra una solución. Los del destacamento del barrio tampoco me hacen caso. Ya no sé qué hacer”.

Tags

Notas relacionadas

Comentarios