Domingo 11 de Dic de 2016 | 4:55 |

Panaderia del Pueblo - Beiro 789 - Tandil - Tel 0249 - 154 587280

Las novedades sobre la violenta entradera a la familia Bertoya

POLICIALES $datos[

La investigación para esclarecer el asalto que tuvo como víctimas a la familia Bertoya, el martes pasado, no ha tenido demasiados avances. Los investigadores confían en los resultados que pueden arrojar los rastros dactilares hallados en la escena.

En la ciudad de Mar del Plata, analizan rastros dactilares que los peritos levantaron de la escena del violento asalto a la familia Bertoya, ocurrido el pasado martes en la vivienda que alquilan en el barrio La Elena.

Los investigadores hallaron huellas en el espejo retrovisor de un Chevrolet Cruze auto de la víctima, que fue maniobrado por los delincuentes, y en distintos sectores de la vivienda que fue destrozada en busca de dinero.

Además de en el auto, se levantaron huellas del espejo del baño, una botella de whisky y en el lavarropas, donde también los ladrones buscaron plata escondida.

Las huellas fueron remitidas a Mar del Plata donde se está realizando la valorización, esto es que puedan analizadas a través del AFIS, el sistema informático que permite la captura, consulta y comparación automática de huellas dactilares.

OPTIMISMO

Los investigadores consideran que los rastros obtenidos en la escena del atraco no corresponden a ningún integrante de la familia Beroya, por lo que consideran que los resultados de los análisis pueden ser de mucha ayuda para dar con los autores del violento hecho.

VOLEO

Desde el mismo momento que se conoció el hecho varios fueron los rumores en torno a que los delincuentes se movieron con un “dato falso” dado que se relacionaba la propiedad que habita la familia Bertoya con un conocido empresario de la ciudad. Lo cierto es que quedó establecido en la causa que no existe tal relación y que la casa pertenece a la familia política del hijo de este empresario, que sólo pasa en el lugar algunos días de vacaciones de verano.

Con esta certeza y la de que los Bertoya son una familia de clase media, los investigadores no dudan de que los delincuentes perpetraron la entradera “al voleo” amparados en oscuridad de la zona y la posibilidad de huir fácilmente del lugar hacia ruta sin ser detectados.

EL HECHO

 

Tags bERTOYA

Comentarios