Miércoles 23 de Sept de 2020 | 15:38 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Los medios nacionales reflejaron el caso de la menor presuntamente ultrajada en una fiesta clandestina en Tandil

REPERCUSIÓN $datos[

Por estas horas, medios gráficos y televisivos de alcance nacional reproducen la indignación que causó el hecho ocurrido el pasado domingo por la mañana en nuestra ciudad. Tras el traslado de la menor a un centro asistencial de Mar del Plata, el caso, que se originó en una fiesta clandestina, repercutió en los principales medios informativos.

Lo ocurrido a la nena dispara innumerables aristas. Desde la falta de controles en la nocturnidad por parte de las autoridades municipales, hasta la necesidad de la familia de la menor de acudir imperiosamente a los medios porque sienten que no están siendo protegidos por la justicia; pasando por la actuación policial que presentó lo ocurrido como un simple accidente de tránsito sin profundizar en el trasfondo de lo que había ocurrido y fueron los médicos que atendieron a la pequeña, los que alertaron que había un delito muy grave detrás de la pérdida de conocimiento y los golpes sufridos por la víctima.

La familia de la menor sospecha de todo y de todos. Imploran que “esto no quede en la nada y sepamos lo qué pasó”, porque por lo bajo deslizan que reciben presiones para no hablar con los medios, aunque por suerte desoyen esas “sugerencias” y son los únicos que están aportando información a la prensa, porque tanto la fiscalía como la policía, han hecho “silenzio stampa”, respecto de este aberrante episodio.

También aparece en el escenario, por ahora solapadamente, pero con una responsabilidad evidente, el rol del Municipio y puntualmente, de la Dirección de Inspección General, cuyo titular está de viaje, en el control de la nocturnidad.


Lo que le pasó a esta niña, ocurrió en una fiesta clandestina, que se promocionó a través de las redes sociales, de las que ocurren varias durante los fines de semana.

En estos encuentros, organizados por verdaderos anónimos, ingresan sin restricciones menores como la que en estos momentos protagoniza las páginas policiales de los medios más reconocidos del país. Menores que no podrían (o no deberían) entrar en boliches o fiestas habilitadas y controladas por el Estado y encuentran en estas fiestas un recurso para burlar estas leyes.

El caso de esta nena que en estos momentos sigue luchando por volver en sí en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, víctima de un accidente extraño y un grupo de salvajes que la sometieron sexualmente y la maltrataron con violencia, desnuda la profunda indefensión por la que transitamos a diario.

Estado ausente, Justicia indolente, Policía sin reacción, son un combo de riesgo que cada tanto nos enrostra situaciones como las de este domingo lamentable. No le sumemos medios cómplices ni una sociedad indiferente, porque estaremos perdidos.

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293

Comentarios