Viernes 16 de Nov de 2018 | 19:18 |
Una empresa de OSDE - Binaria Seguros, Seguro de vida, Seguro con ahorro, Seguro Empresas

Belén Blois - Estudio Inmobiliario - Constitución 651 - Tandil - Tel.: 249 468 1897



Zanatelli en Tandil, entre botas y votos

OPINIÓN $datos[

A 40 años del golpe, el historiador Hugo Mengascini hace un repaso del rol del ex intendente Zanatelli y establece un camino respecto de su figura en la ciudad. 

Texto: Hugo Mengascini.
Imagen: Gonzalo Celasco. 

El 24 de marzo de 1976, el intendente justicialista Jorge Lester era destituido de su cargo por el teniente coronel Julio José Zanatelli.

Un militar que al mando de tropas fuertemente armadas tomó por asalto el edificio municipal y ejerció de facto la jefatura comunal durante un período en el cual muchos vecinos de Tandil fueron víctimas de los delitos de persecución ideológica, secuestro, privación ilegítima de la libertad, sometimiento a torturas, homicidio y desaparición forzada de personas.


Poco después, a partir de julio de 1976, el gobierno de facto municipal sería ejercido por Adolfo Fernández Trinchero hasta abril de 1979, mientras que desde entonces y hasta el 10 de diciembre de 1983, nuevamente Zanatelli estaría a cargo de la jefatura municipal.

Debemos señalar que en esta época, Carlos Moreno, abogado laboral de la Asociación Obrera Minera Argentina (en Loma Negra-Olavarría), había sido secuestrado en abril de 1977 en esa ciudad. Posteriormente, al tratar de escapar de un Centro Clandestino de Detención en Tandil -propiedad de Emilio Méndez- , ubicado en una quinta cercana al club “Los Cardos” fue fusilado.

Bajo el terrorismo de Estado desaparecieron más de 30 personas de nuestra ciudad, tras ser privados de la libertad en las ciudades de La Plata, Buenos Aires, Bahía Blanca, Mar del Plata y Tandil.

La última dictadura militar provocó, además, una profunda crisis económica y social. A los pocos días del golpe militar del 24 de marzo,  el ministro de economía Alfredo Martínez de Hoz decía: “Se abre, señores,  un nuevo capítulo en la historia económica argentina.”

Ciertamente, en el plano económico, a partir de marzo de 1976 se puso en marcha el modelo económico neoliberal que afectó los niveles de producción y mano de obra al suprimir, entre otras medidas, los subsidios y créditos que desde la década del 40 sirvieron de protección a la industria. Se impuso el capital financiero en detrimento del capital industrial. La industria nacional entró en una aguda recesión compitiendo con las manufacturas de los países altamente industrializados por un mercado interno reducido a su mínima expresión.

Las ramas metalmecánicas fueron las más afectadas (automotrices, tractores, máquinas, herramientas, metálicas básicas y metalmecánicas en general) registrando una fuerte reducción de la producción y del empleo entre 1974 y 1985.

En  la empresa  “Metalúrgica Tandil S. A.”, por ejemplo, se habría producido (en el período 1976-1983), una disminución en el volumen físico de la producción de casi el 60% y del personal ocupado de casi el 68%. En datos absolutos, en cuanto al nivel del empleo, en el año 1975 ascendía a 1726, mientras que para el año 1982 se había reducido a 527.

Por otra parte, en la empresa metalúrgica “Ronicevi S. A.”,  la reducción habría sido de un 47% en la producción y de un 30% en el empleo; los datos absolutos establecen que la firma en 1975 contaba con 409 operarios, mientras que en el año 1982 el número se redujo a 276.

En el ámbito político, con el retorno de la democracia, y luego de la gestión radical de Américo Reynoso (1983-1987) y de la justicialista a cargo de Gino Pizzorno (1987-1991), Julio José Zanatelli retornaba la escena política al imponerse en las elecciones de 1991. Fue electo en primer término por la Alianza Fuerza Republicana-Unión de Centro Democrático. Y en 1995 fue reelecto por el partido local “Apertura Independiente”. Pero antes de asumir (el 11 de diciembre) rompió con esa agrupación política y se afilió al partido justicialista.

En 1999 fue nuevamente reelecto por Acción por la República, que respondía en el orden nacional a Domingo Cavallo. Fue convocado en esta fuerza, después de perder -el ex teniente Julio José Zanatelli- la elección interna del partido justicialista, a manos de Jorge San Miguel.

A fines de 2001, por razones de salud Zanatelli renunció y asumió el concejal en primer término por el partido ganador Indalecio Oroquieta.

En la Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, esta breve reseña intenta recordar, pues, la sangrienta dictadura y el retorno de la democracia. Al hombre originario de Batán, el teniente coronel Zanatelli, el más controvertido en la historia política de Tandil del siglo XX. El mismo que fuera repudiado, en el año 2001, por la Cámara de Diputados de la Nación por intentar justificar los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la última dictadura militar (proyecto de resolución 2196-D-01). El hombre de las dos caras: el del  terrorismo de Estado y el de la democracia.

Foto: Castillo Sans Souci. Testimonios de sobrevivientes del terrorismo de Estado aseguran que allí funcionó un centro clandestino de detención. 

Vivero El Cerrito. Av. Avellaneda 1140 - Tandil - Tel. (0249) 442-3641. Servicio de diseño de paisajes, Construcción de áreas verdes, plantaciones, movimientos de suelo, iluminación y riego.

Comentarios