Sábado 23 de Enero de 2021 | 6:55 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Una opción, al sistema de recolección de residuos actual

PROPUESTA

La idea fue acercada a autoridades municipales por parte de un tandilense. El modelo se usa en distintas capitales del mundo. Asegura que es mucho más rápido y confiable, no solo para la gente, sino para los obreros.

Durante el fin de semana, dialogamos con el vecino Elías Peuscovich, quien durante muchos años estuvo radicado en Estados Unidos, y ahora, de regreso a su país, y en su ciudad, ve con asiduidad distintas problemáticas sobre las cuales opina en el Portal.

En esta oportunidad, luego de ser informados sobre la idea y el proyecto presentado a autoridades municipales, nos reunimos en su domicilio, donde nos mostró el proyecto, y también imágenes de equipos que, en la actualidad son usados para la recolección de residuos de principales capitales en el mundo.

Peuscovich en el comienzo de la charla recordó que “En la época de 1920, se vieron los primeros camiones  llamados "camión de la basura", con caja común  abierta”, y manifestó que “en Tandil se recolectaba la basura con 4 obreros, el chofer, dos corriendo a la par del camión levantando los bultos arriba de sus hombros arrojándolos con fuerza para arriba, que los recibía otro obrero instalado en la caja pisando y acomodando los bultos. Esta salvaje tarea acarreaba demasiados problemas de salud a los obreros”.


Siguió contando que “los vecinos sufrían debido a los olores nauseabundos que emanaban  al realizar el recorrido”, y marcó que “entre 1929 y 1954 se probaron innumerables diseños para aliviar este tipo de tarea”.

Agregó que “en 1955 se introdujo en el mundo, el llamado "contenedor de la basura" y el  "camión de la basura" con el sistema de carga frontal que se usa hasta el día de hoy, y en el que no se realizaron demasiados  cambios. Sin embargo no se conoció plenamente hasta la década del 70. También reconocido por el "rey" de los camiones, el "número uno"”.

Sobre esta idea de recolección, cuenta Peuscovich que “el camión tiene una especie de "garfio", en el que viaja solamente un obrero que no se apea (baja) de la cabina, y por sistema de palancas introduce las horquillas en los costados del contenedor que contiene en el exterior. Lo eleva sobre la cabina, a la vez que se desliza automáticamente la tapa superior  para volcar la basura en su interior, y al tiempo que baja el contenedor se cierra la tapa superior”.

Ante nuestra pregunta, sobre la tarea a desarrollar por los actuales obreros que realizan el servicio, indicó que “pueden acompañar al chofer, para que toda la maniobra salga correcta, pero su actividad será sensiblemente menor y más segura que la actual”.

Amplió que “durante la conducción, se acciona en el interior del camión una pared hidráulica que compacta la basura en la parte trasera del mismo dando espacio suficiente para una cara doble”.

Por último dijo que “si el sistema que hoy se ve en las principales capitales se hubiese hecho acá, no estaríamos con el problema actual, donde no se alcanza a completar el servicio”, y dijo que “parece que el municipio no le encuentra la vuelta, pero tampoco escucha, esta es una opción, hasta ahora no se si la tuvieron en cuenta, parece que no saben la dimensión del problema, vivir con la basura, no es justo para quien paga por un servicio que no se cumple como corresponde”.

Comentarios