Miércoles 23 de Sept de 2020 | 15:23 |

Viviendas ROCA Tandil - ACCEDER A TU PROPIA CASA - CONSULTANOS - Tel 249 - 452 0191 | 249 469 3293



Concientización… ¿sin conciencia?

OPINIÓN $datos[

Hace muchos años que trabajo en el ámbito de la Conciencia, y he comprendido algunos de sus alcances, algunas de sus manifestaciones. Algo de experiencia ayuda a tener una idea de por dónde va la cosa. Pero hoy fui sorprendido por una nueva modalidad: La “Conciencia de Choque y de Trauma”.

Al menos eso fue lo que me comentó una alumna de la Facultad de Arte de Tandil cuando le consulté por el alcance de una campaña de concientización en el marco de “Ni Una Menos”. Resulta que, caminando por el centro de la ciudad, me “topé” con una “escena montada” donde podía verse a una mujer asesinada en el suelo, envuelta en bolsas de nylon.

Debo reconocer que me impactó, sin dudas. Lo que más me impresionó fue ver a unos niños que pasaban por allí con su madre, totalmente aterrorizados ante este “obra teatral” que montó la Facultad de Arte en el centro tandilense. En verdad no estoy del todo seguro de que una “conciencia de choque”, como mencionó la persona que explicaba esta campaña, pueda contribuir a la causa de manera realmente conciente.

La conciencia tiene muchos niveles y ámbitos y todos debes ser tenidos en cuenta si en verdad se pretende “Crear Conciencia”.


Ciertas “Imágenes de violencia” sencillamente atraen más violencia y no lo contrario como se cree, y esto no es ninguna novedad. Cuando pregunté sobre cómo surgió la idea, me comentaron que fue muy debatida esta campaña en la Facultad de Arte, imagino que por los mismos motivos por los que yo estoy ahora escribiendo estas líneas.

Estoy a favor de la vida en todas sus formas, y el tema de los femicidios realmente es muy triste y pone de manifiesto muchas de nuestras miserias como humanidad (nadie está exento de formar parte, de una manera u otra, de los actos de la humanidad, pues el tejido humano es sólo uno). Lo que digo es que las formas de comunicación deben ser evaluadas en el ámbito de una Conciencia íntegra, donde todo es tenido en cuenta, incluso los efectos secundarios y subyacentes, es decir “lo que pasa con lo que me pasa”. Ciertos shocks pueden crear traumas de diversas consideraciones, sobre todo en niños, siendo peor “el remedio que la enfermedad”.

Luego de ver estos escenarios en la vía pública, me tomé el tiempo para conversar con otras personas que pasaban por allí. La mayoría estaba shockeda y con expresiones de horror, ni que hablar los más pequeños. Puede que esto esté bien desde el punto de vista de las expectativas de quienes organizaron esta campaña, pero mi pregunta es: ¿Podemos “Crear Conciencia” con Conciencia, sin caer en la trampa sutil de los efectos colaterales? ¿Cómo se espera que la campaña contribuya en las personas que presencian estas escenas? Sólo son preguntas, nada más. Aún intento responderlas sin caer en la polémica conmigo mismo. No sé, no hay juicio, ni expectativa, simplemente es esta una especie de conversación conmigo mismo.

Las campañas del tipo “En contra de…” son la otra cara de la misma moneda y albergan un tipo de violencia disfrazada. Responden a la frase “lo que se evite se invita”. Yo prefiero estar “A Favor de…” (apostando a los Sí de la Vida),  antes que estar “En Contra de…”. Pero sólo es mi decisión.

¿Quizá a alguien más le ha sucedido lo mismo que a mí? Bert Hellinger dice: “Aquello contra lo que uno combate se le termina metiendo en la propia mochila”.

A través de Alejandro D. Gatti

Comentarios