Titulos
Lunes 19 de Noviembre de 2018 | 16:35 |

Experiencia

ESCRIBE ALEJANDRO D. GATTI $datos[

Existe un contacto profundo con la Realidad, donde lo simple se manifiesta en completa confluencia con la Vida

. La evidencia de tal existencia es proporcionada por el estado de Presencia, al que puede uno arribar mediante el reconocimiento de aquello que es tal como es.

 

Cuando el conocimiento se manifiesta en palabras extraídas de palabras, sólo existen palabras.

 

Cuando el conocimiento es extraído de las experiencias cotidianas en contacto con la Realidad, estamos en presencia de Conocimiento.

 

Para el que conoce, la mente está vacía y su corazón lleno.

 

Para el necio, su mente está llena y su corazón vacío.

 

Busca pues la comprensión universal en una lengua sin palabras, en una mirada sin visión, en un cuerpo sin acciones y en un corazón sin emociones a las que apegarse. El manantial más longevo es aquel que procede del mar. Cuando se reconoce el propio origen, uno YA ES aquello que llama Destino.

 

Todos tenemos pocas certezas, pues la Verdad tiene siete mil velos. Sólo nos queda la experiencia como medio de aproximación.

 

Por ello, si la Vida es un río que va en busca de su Océano (la totalidad, su origen, Dios, Consciencia, o como quiera llamarse), algunos eligen quedarse en la orilla y lo miran correr, y estos tendrán muchas dudas sobre qué es el Océano, o si puede un río fundirse a él, o incluso si realmente existe un Océano.

 

Luego están los que se arrojan al río, y simplemente se dejan llevar por él, sin cuestionar sus posibilidades. No cuestionan ni especulan al respecto, sólo se entregan. Estos últimos son los que experimentan y esa experiencia es el máximo saber (sentir) que tenemos a nuestro alcance.

 

Todo lo demás puede ser cuestionado, como suele ser común entre los hombres.

 

A través de Alejandro D. Gatti

Tags

Notas relacionadas

Comentarios